¿Qué razones han llevado en 2019 a cambiar la casa de alquiler?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Durante 2019 el mercado del alquiler ha seguido registrando una gran actividad. Según datos de la agencia europea Eurostat, el 23,7% de la población española ya vive de alquiler, un incremento del 3,6% en la última década. Eso hace que sea el tercer país de la Unión Europea en el que más ha avanzado el arrendamiento, solo por detrás de Suecia y Dinamarca.

Fotocasa ha realizado una encuesta en la que han participado cerca de 1.500 personas de toda España que alquilaron una nueva vivienda el pasado año. El objetivo era averiguar las razones de ese cambio. El primer dato que llama la atención es una constante entre los inquilinos: un 45% de ellos asegura que el arrendamiento es consecuencia de la falta de recursos para tener una vivienda en propiedad.

Sin embargo, las circunstancias del mercado de trabajo y un paulatino cambio en el estilo de vida y, por tanto, en las prioridades de las nuevas generaciones también están modificando los resultados del análisis. Por ejemplo, el principal motivo que ha llevado a los inquilinos a buscar una nueva vivienda de alquiler en 2019 ha sido la movilidad laboral (31%), aunque el dato es tres puntos inferior al registrado en la encuesta que Fotocasa realizó en 2018, lo que demuestra que la mejora de la economía favorece la estabilidad.

Pocos jóvenes que tienen empleo imaginan un futuro laboral largo en la misma empresa, lo que a menudo les lleva a asumir que tendrán que afrontar mudanzas frecuentes. No es de extrañar, por tanto, que tres de cada cuatro personas que alquilan en España tengan menos de 35 años, según otro informe de Eurostat.

Libertad y flexibilidad

Más allá de las necesidades económicas y laborales, esos mismos jóvenes muestran tendencias diferentes a las de sus padres en cuanto a inversiones y gastos. El 25% de los encuestados por Fotocasa en 2019 buscaron un nuevo alquiler en 2019 por un aumento o una reducción en el número de miembros de la familia o debido a una separación. No es de extrañar, por tanto, que un porcentaje similar (24%) de quienes deciden vivir de alquiler sostenga que les gusta esa opción porque les aporta una mayor libertad y más flexibilidad para adaptarse a cualquier nueva circunstancia vital.

Al mismo tiempo, el arrendamiento es la posibilidad más factible para que los jóvenes comiencen a hacer su vida: durante el pasado año, el 27% de los nuevos inquilinos buscaron un hogar para vivir en pareja o, sencillamente, para independizarse aunque sea compartiendo la vivienda con amigos. En la encuesta aparecen otros motivos importantes, aunque menos significativos en porcentaje, como reducir la renta y los gastos de mantenimiento (15%).

Es evidente que los cambios sociológicos tienen un claro impacto en el mercado inmobiliario, que tendrá que adaptarse en mayor medida a la demanda de movilidad y flexibilidad de las nuevas generaciones.

Etiquetas