Modelo 720: cómo afecta a los inmuebles que se tienen en el extranjero

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

¿Tienes bienes inmuebles en el extranjero? Si la respuesta es sí, estás obligado a declararlos a través del modelo 720. En 2012 se incluyó la necesidad de presentar esta declaración informativa que no implica el pago de impuestos. Sin embargo, su omisión se castiga con importantes multas. Si todavía te quedan dudas acerca de qué es el modelo 720, te explicamos a continuación.

¿Qué es el modelo 720 y para qué sirve?

El modelo 720 es una declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero. Se estableció en el año 2012, con el propósito de obtener información sobre los bienes fuera de España de los contribuyentes (ya que hasta entonces no se obtenía visibilidad sobre este aspecto).

Los objetivos de este documento son:

  • Informar sobre las cuentas bancarias en entidades financieras en el extranjero.
  • Informar sobre valores, derechos, seguros y rentas gestionados u obtenidos en el extranjero.
  • Informar sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero. 

La presentación de este documento no implica el pago de impuestos, ya que tiene un simple valor informativo. 

¿Quién tiene que presentar el modelo?

Con carácter general, debe presentar el modelo 720 cualquier persona física o entidad residente en España que tenga bienes en el extranjero por un valor superior a los 50.000€. Ha de ser propietario de estos, o bien, tener algún poder de representación o ser beneficiario. 

Por lo tanto, cualquier persona que viva en España y declare aquí sus impuestos debe informar a la Agencia Tributaria de sus bienes en el extranjero. 

¿Cuándo y dónde presentar el modelo 720?

El modelo 720 se presenta entre el 1 de enero y el 31 de marzo del ejercicio siguiente a aquel al que se refiere la declaración. Ha de hacerse, obligatoriamente, a través de la página web de la Agencia Tributaria y será necesario disponer de la firma electrónica para completar el proceso. Aún así, quienes que, por motivos técnicos, no pueden presentarlo por Internet, tienen tres días naturales más para hacerlo. 

¿Qué hay que declarar?

El modelo 720 consta de tres módulos para indicar en cada uno de ellos:

  • Cuentas corrientes y depósitos en entidades extranjeras.
  • Valores, acciones y participaciones en fondos propios, seguros, rentas temporales o vitalicias. 
  • Bienes inmuebles en propiedad o sobre que se tengan derechos.

Será obligatorio hacer la declaración siempre que la suma de todos los bienes sea superior a los 50.000€. 

¿Cuáles son las multas por no presentar el modelo 720?

Las incidencias relacionadas con el modelo 720 pueden tener un coste muy elevado para el contribuyente. Las sanciones posibles son las siguientes:

  • 5.000€ (con un mínimo de 10.000€) por cada dato o conjunto de datos omitidos en la declaración. Esto se aplica, también, cuando la información es inexacta o falsa. 
  • 100€ (con un mínimo de 1.500€) por cada dato cuando esta se presenta fuera de plazo y no haya habido un requerimiento previo de la Agencia Tributaria. 
  • 30.000€ en el caso de no presentar la declaración.

Este modelo afecta a todos los contribuyentes que viven en España y que disponen de bienes en el extranjero. Es muy común tener que presentar este documento, por ejemplo, entre los extranjeros que residen en España y que disponen de viviendas o cuentas en sus países de origen.