“iBuyers” o cómo vender tu vivienda en tiempo récord

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Los iBuyers han llegado a España para agilizar el proceso de venta de los inmuebles gracias a la tecnología y el Big Data. Su objetivo es vender un piso en días frente a los 8 meses de media que se tarda a través del procedimiento tradicional.

Un modelo de negocio basado en algoritmos

A lo largo de la vida, es muy probable hacer frente a la venta de una casa y eso puede llegar a convertirse en un proceso largo y complicado: la puesta a punto de la vivienda, incluso una reforma para hacerla atractiva, las fotos, los anuncios en diferentes portales, las visitas, los trámites, las comisiones y por supuesto, los gastos que hay que afrontar. “Nuestro propósito es facilitar este proceso con una buena experiencia del cliente a través de un procedimiento mucho más rápido, simple y transparente”, señala Marta Casado, Marketing Specialist de Casavo, un iBuyer que nació en Milán con el firme propósito de hacer más ágil la compraventa de inmuebles y que ya está funcionando en España.

Este modelo es una alternativa más a la tradicional manera de vender una casa. Hasta hace poco, el dueño tenía que encargarse de todos los trámites: poner el anuncio, enseñar el piso, analizar los posibles compradores, esperar a que el nuevo propietario pudiera obtener la financiación suficiente para la adquisición, y por último, acudir al notario para realizar la venta. Según un estudio realizado por Tinsa, este proceso solía durar unos 8 meses aproximadamente, aunque en ciudades como Madrid, la media era de 3 meses.

La otra alternativa era acudir a una inmobiliaria, que solía cobrar una comisión de entre el 3% y 6% de media y aunque se encargaba de la mayoría de los trámites, la realidad es que el tiempo de venta tampoco era mucho menor.

En este contexto es donde precisamente nacen los iBuyers, de la necesidad que tienen muchas personas de vender su propiedad en tiempos más reducidos y es ahí donde está su principal valor. Los iBuyers compran propiedades casi de forma inmediata gracias al uso de la tecnología y de los algoritmos y aseguran venderlas en cuestión de días.

Ventajas de los iBuyers

Estas empresas digitales tienen incorporados en sus sistemas algoritmos y tecnología que les permiten analizar muy  rápidamente el mercado inmobiliario según las zonas geográficas, los distritos, el tipo de vivienda o la demanda, lo que les hace ser mucho más ágiles a la hora de cerrar una operación.

En la web de Casavo, la compañía de origen italiano ofrece un servicio gratuito que consiste en describir, en primer lugar, la propiedad a través de un formulario muy sencillo:

  • Dirección completa del piso
  • Características: describir el número de dormitorios, de baños, si es una vivienda exterior o interior, si se trata de un piso, un dúplex o chalet.
  • Servicios: añadir si la propiedad tiene ascensor, garaje, piscina, terraza o trastero.
  • Situación personal: explicar los motivos por los que se quiere vender la propiedad y si alguien vive en ella.
  • Anuncio del piso: añadir si se tiene publicitada la vivienda en algún portal inmobiliario.

Siguientes pasos de los iBuyers

Después, en un plazo máximo de 48 horas –explica Marta Casado- “nuestro equipo se pone en contacto con el cliente para confirmar los datos y realizar una posible visita a la vivienda. Si el vendedor está de acuerdo concertamos la cita y prepararemos una oferta con la información obtenida y nuestras herramientas Big Data que, con algoritmos matemáticos comparan gran cantidad de datos para predecir el valor de mercado”.

En tercer lugar, hay que contactar con un tasador que realizará una inspección técnica del inmueble para confirmar la oferta y si ambas partes están de acuerdo, se tramita la venta ante notario. “Es ahí cuando el vendedor recibe el 100% del dinero por el valor de su piso”, apunta Casado.

La clave de este negocio es que los pisos que estas compañías digitales gestionan suelen estar un 8% más bajos que cuando los pone a la venta una inmobiliaria, dado que los iBuyers no se llevan la comisión estipulada por las agencias (alrededor de un 5%). Además, éstos pueden poner precios más bajos gracias a los volúmenes que manejan, algo que también les permiten ofrecer servicios y procesos de venta mucho más ágiles.

Perfil del cliente de los iBuyer

Existe una gran variedad de clientes que requieren rapidez a la hora de vender su casa y por ello, recurren a los servicios de un iBuyer. Los motivos son varios y, además, pueden variar según la necesidad de cada uno:

  • Herencias familiares: a veces, la falta de tiempo, la existencia de varios herederos o los desacuerdos familiares hacen que los propios herederos no sean capaces de resolver la situación y acuden a estas compañías que les facilitan todos los trámites de manera segura.
  • Familias que quieren adquirir una casa nueva: en ocasiones, algunas familias desean cambiarse de casa y necesitan vender primero la suya para dar la señal para la nueva. Los plazos de espera pueden hacerles perder la oportunidad, así que acuden a un iBuyer para que les ayuden en los trámites.
  • Personas que cambian de destino o ciudad: para quien desea empezar de nuevo en un nuevo lugar, sin cargas inmobiliarias.
  • Personas que deciden optar por una renta de alquiler: son los casos en los que por motivos personales o profesionales, un propietario necesita liquidez o simplemente, decide no tener que hacer frente a una hipoteca.
Etiquetas