Extremadura, una gran desconocida donde se puede vivir muy bien

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La compra es la opción más común en Extremadura, ya que 9 de cada 10 extremeños la prefieren frente al alquiler. Precios más asequibles que en otras comarcas y crecimiento más lento son algunos de los motivos que dan lugar a esta situación.

En esta línea de atender la demanda en la región, Haya Real Estate tiene a la venta 268 viviendas en Badajoz y 72 en Cáceres, y con descuentos de hasta el 20%. Entre ellos, los clientes podrán acceder a la oferta formada por pisos, dúplex, chalés o casas de pueblo.

Extremadura, tierra de oportunidades

El mercado del alquiler ha crecido en toda España en los últimos años. A finales de 2018, un 18% de los españoles prefería ser inquilino  antes que propietario, debido a la imposibilidad –en muchos casos- de poder adquirir un inmueble por las bajas rentas o las condiciones de los préstamos hipotecarios, pero sobre todo, por los desorbitados precios de las viviendas. Sin embargo, Extremadura parece ser la excepción, ya que los precios se mantienen estables y 9 de cada 10 residentes prefieren comprar a alquilar.  

El panorama parece estar claro: la demanda de alquiler ha disparado tanto los precios en el 2019 que la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV), que agrupa a las tasadoras más importantes del país, augura que habrá un cambio en el sector inmobiliario de cara a 2020. Además, según sus datos, la compraventa volverá a ganar terreno frente al alquiler, haciendo por otro lado que los precios para la adquisición de un piso también aumenten.

Según el X Observatorio de la Valoración de la AEV, en el último trimestre de 2019 los precios subirán un 4%, pero la previsión para 2020 es sobrepasar aún más este porcentaje debido al previsible crecimiento de los sueldos, la movilidad laboral e incremento de los tipos de interés.

Si hiciéramos una radiografía del panorama nacional, veríamos que el precio medio de una vivienda libre rozó los 1.637 euros / metro cuadrado a principios de este año, suponiendo un crecimiento interanual del 4,4%. Ahora bien, la situación varía con creces en función de la región analizada.

En Cataluña el crecimiento interanual fue del 5,9%, en Navarra del 7% y en Madrid del 8,3%. Por otro lado, Extremadura registró un dato llamativo del -1,6%, convirtiéndose en la única comunidad autónoma que ha experimentado una considerable bajada en los precios de compraventa respecto al año anterior y por tanto, se ha convertido en una región llena de oportunidades.

Beneficios de vivir en Extremadura

Para empezar, es tierra de montañas, reservas y parques naturales. La comunidad extremeña cuenta con numerosos atractivos que enamoran a turistas y lugareños. Con una población de 1,07 millones de habitantes según el INE, se sitúa en el puesto número 12 por número de habitantes.

Cáceres y Badajoz son las dos ciudades protagonistas que han sido consideradas por sus vecinos como muy cómodas y que también producen bienestar. La principal ventaja de vivir en esta región es la calidad de vida que hay, con precios considerablemente más económicos que en otras provincias. Por ejemplo, el metro cuadrado aquí rondaría los 759 €/ metro cuadrado, lo que significa que por unos 75.900 euros podemos adquirir un piso de 100 metros cuadrados (este precio podría variar según la zona), algo inimaginable en otras zonas de España.

La lista de la compra, además, puede resultar más asequible que en otras ciudades, especialmente la fruta y la verdura, que según la OCU es la más barata de toda España. Se ahorra una media de 1.063 euros una familia que hace la compra en Extremadura frente a la que la hace en otra ciudad como Valencia o Madrid. Pero no es lo único. Además, el ocio y la gastronomía son también más económicos.

Sin embargo, los extremeños tiene también retos a los que enfrentarse: piden mayor inversión y más empuje por parte del gobierno para hacer crecer la economía de la región, ya que el principal motor económico es la hostelería y el turismo. Y también reclaman una revisión de los salarios, ya que Cáceres registra la renta por hogar más baja del país, con menos de 25.000 euros al año.

Etiquetas