¿Qué es el interiorismo tecnológico y cómo aplicarlo?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

El interiorismo tecnológico es una tendencia creciente que trata de responder a una necesidad: encontrar el equilibrio perfecto entre diseño y tecnología dentro de la vivienda. 

La domótica trata de hacer la vida dentro del hogar mucho más fácil y cómoda; sin embargo, muchas veces, los dispositivos no están integrados con la decoración y desentonan dentro de la vivienda. El interiorismo tecnológico pone remedio a este problema. 

¿Qué es el interiorismo tecnológico?

El interiorismo tecnológico es un concepto que se refiere a la fusión de tecnología e interiorismo para lograr un todo integrado. Bajo esta idea, no hace falta renunciar al diseño y la estética para disfrutar de los beneficios de las nuevas tecnologías dentro de las viviendas. 

Durante muchos años se ha mantenido la creencia de que los aparatos tecnológicos son toscos y fríos. Por eso, muchas personas renunciaban a introducirlos en sus casas. O, al revés, incorporaban elementos muy innovadores pero que desentonaban con el resto de la decoración. 

¿Cómo surge este concepto?

Hace 10 años el estudio especializado Espacio Scena creó este concepto para demostrar que es posible tenerlo todo: tecnología y diseño. Empezaron en Mallorca y, poco a poco, se han ido extendiendo por toda la geografía nacional a internacional. 

Pioneros en esto de aunar diseño y tecnología, en Espacio Scena han sabido darle forma a este nuevo concepto de interiorismo y hacerlo crecer. Así, se ha convertido en un punto de encuentro entre arquitectos, interioristas y clientes para conseguir una sintonía perfecta.    

¿Cómo se aplica el interiorismo tecnológico en una vivienda?

Tal y como explica Alberto Torrens, director de Espacio Scena, para una entrevista en Hosteltur, “el trabajo básicamente es crear espacios tecnológicos basados en las tendencias del diseño. La tecnología es algo muy útil que nos ha cambiado la vida, pero también puede ser invasiva; por otro lado, el interiorismo clásico suele descartar la tecnología porque no la entiende y, por ende, se crean casas sin todas las comodidades posibles”.

Es decir, se trata de introducir gadgets en el hogar sin que desentonen con el entorno y que tengan una utilidad específica. Éstos pueden servir para abrir y cerrar puertas o ventanas, activar altavoces por toda la vivienda, controlar la iluminación, etc. 

Casi todo es posible, incluso instalar un botón en el cabecero de la cama para conectar la cafetera y que, nada más levantarnos, tengamos listo el café. Este es, por ejemplo, uno de los proyectos en los que han trabajado en Espacio Scena. 

Ejemplos de interiorismo tecnológico

Además del ejemplo que hemos mencionado, el equipo de Espacio Scena ha notado un incremento notable en las peticiones relacionadas con el ocio y, en concreto, con las salas de cine en casa. 

Uno de los proyectos más divertidos en los que han trabajado ha sido en la creación de una sala escondida que simula una Domus romana. Y es que la vivienda estaba ubicada, precisamente, en una de las zonas en la que los romanos tuvieron gran influencia dentro de Mallorca.

También han ayudado a crear diferentes ambientes dentro de un hogar. El encargo consistía en separar la vivienda con puertas correderas pero que, al pulsar un botón, se abrieran por completo para crear un enorme loft de concepto abierto. 

El objetivo de la tecnología dentro del hogar es facilitar o mejorar la vida a las personas que viven dentro de ella. Pero es importante que ésta esté integrada con el diseño y que pase desapercibida, para preservar esa sensación de hogar acogedor.