¿A qué se debe y cómo afecta la nueva subida de precios de la luz?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Durante el primer mes de 2021, España se ha visto en una situación climática que no ha dejado indiferente a nadie. Tras de unos días de temperaturas bajo cero, el precio de la luz ha sufrido un aumento considerable del precio de la luz. En este artículo encontrarás el por qué y algunos consejos para ahorrar en tu hogar.

Factores que provocan la subida de la luz 

Esta subida de precios de la luz en el recibo eléctrico se debe al aumento de la demanda de energía para calentar hogares y puestos de trabajo cuando hace más frío. Y aunque las energías renovables son más baratas que las que utilizan combustibles fósiles, en esos días se produce menos energía solar y eólica, lo que obliga a usar energías más caras, como el gasoil y el carbón.

Por tanto, los factores que afectan de lleno al recibo de la luz son el aumento de la demanda y la disminución de producción de energías renovables. En este caso, también ha influido el hecho del aumento del precio del gas como consecuencia de la reducción del gas importado de Argelia y el incremento de la demanda en Europa a causa del frío. 

Cómo afecta al recibo de la luz

Todos estos factores han provocado que, a pesar de que el clima ha sido más benévolo al acabar el mes, enero haya terminado con un incremento de la factura de la luz del 28% en comparación con el mismo mes del año anterior. En este sentido, y según los cálculos realizados por FACUA, un hogar estándar ha tenido que hacer frente en los 15 primeros días de enero a un recibo de la luz de 88 euros, casi 20 euros por encima de la factura del mismo periodo del año anterior. 

En este sentido, hay que tener en cuenta que el precio de la electricidad se realiza mediante un proceso de casación en el que intervienen tanto las generadoras como las comercializadoras de electricidad. Cada día se lanzan las ofertas para cada hora del día siguiente, y es el equilibrio entre la oferta y la demanda lo que establece el precio. Este es el motivo por el que unos días la electricidad es más cara que otros.

Cómo ahorrar en el hogar

El aumento en el recibo de la luz tiene como consecuencia que muchas personas se hayan propuesto ahorrar energía en sus hogares. Para que se note en el recibo eléctrico hay que desarrollar ciertos hábitos y cambiar ciertas costumbres, teniendo en cuenta que la constancia es lo que permite arañar unos euros al final de año. 

Una de las mejores formas de enfrentarse con la subida del precio de la luz y, también, para ahorrar energía, es aprovechar la luz solar lo máximo posible y utilizar bombillas LED o de bajo consumo. Además, se puede optimizar el uso de los electrodomésticos. Para ello, conviene utilizar programas de lavado en agua fría, limitar el uso de la secadora, aprovechar el horno cocinando más de un plato o planchar toda la colada de una sola vez. A la hora de comprar electrodomésticos, hay que tener en cuenta que los calificados como “A” son los correspondientes a los de mayor eficiencia energética.

En la cocina, hay que elegir los recipientes más adecuados en función de la cantidad de comida y aprovechar el calor residual que mantiene la vitrocerámica cuando la hemos apagado para terminar de hacer los alimentos. Limpiar el calefactor o los filtros del aire acondicionado, así como mantener nuestro hogar a una temperatura de confort de entre 20 y 22 grados en invierno también contribuye a ahorrar energía.

Por último, también se ahorra energía utilizando termostatos para mantener la temperatura adecuada, y colocando burletes en ventanas y puertas que impidan la entrada de aire frío. Hay que tener en cuenta, además, que los aparatos enchufados a la ley eléctrica siguen consumiendo electricidad, por lo que lo ideal es desconectarlos si no los vamos a utilizar.