Green ICT Application Challenge: ideas tecnológicas para ciudades más verdes

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Los centros urbanos son laboratorios en los que es posible estudiar el efecto y las posibles soluciones a los principales problemas medioambientales a los que nos enfrentamos. La desertización o la pérdida de hielo en los polos son consecuencia directa de una colosal demanda de energía y de la emisión de gases contaminantes que se producen en un altísimo porcentaje dentro de las grandes urbes. Añade a ello la gestión de los millones de toneladas de residuos que sus habitantes producimos cada día.

La deducción es sencilla: si queremos un planeta mejor no hay otro camino que hacer que nuestras ciudades sean más verdes. Con ese objetivo se creó hace dos años el Green ICT Application Challenge, un concurso internacional de ideas para utilizar la tecnología como arma ecológica.

Sus promotores son la compañía Telefónica y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU), que en esta su tercera edición, como en las dos anteriores, buscan “el proyecto más innovador sobre una aplicación TIC que ayude a impulsar las ciudades inteligentes sostenibles y a lograr la sostenibilidad en las áreas urbanas”.

La principal condición del concurso es que las propuestas que se presenten contemplen soluciones globales a un problema global, es decir, no se trata de aportar herramientas tecnológicas a problemas locales en determinadas ciudades, sino que puedan ser aplicables a cualquier ciudad utilizando sus propios recursos, sin inversiones desorbitadas.

El premio para el ganador son 5.000 dólares con los que poder desarrollar la idea. Además, se ofrece asesoramiento técnico y apoyo para su promoción. El periodo para presentar proyectos concluye el 30 de junio y en septiembre se conocerá al ganador de esta edición, que está registrando un gran número de participantes.

La razón de su éxito no solo está en la recompensa en metálico, sino en la extraordinaria repercusión que han tenido los trabajos de los ganadores en los dos años previos. En 2012, el Green ICT Application Challenge premió a Andreas Kamilaris, un joven chipriota, ingeniero de Telecomunicaciones y experto en redes sociales, quien desarrolló una aplicación para “compartir y comparar a través de Facebook, ideas y prácticas sostenibles para mejorar la eficiencia energética”.

Kamilaris propone un trabajo de formación y concienciación de los efectos que produce sobre el planeta la colosal demanda de energía, utilizando para ello dos de los más poderosos vehículos de difusión, sobre todo entre los jóvenes: una plataforma social en la que están presentes más de 800 millones de personas… y el móvil.

La ganadora de la primera edición del concurso (2011) fue una española, Lis Lugo Colls, gracias a otra aplicación, a la que llamó Reciclaje Inteligente. El concepto es sencillo, pero resulta tan útil como eficaz: tener a un solo clic en el smartphone la localización de los contenedores de reciclaje –precisando el tipo de material– más cercanos a tu ubicación, e incluyendo consejos generales sobre el aprovechamiento de la basura.

En esa misma línea la web de la Green ICT Application Challenge no solo quiere ser un tablón informativo sobre el concurso, sino también un punto de encuentro de ideas y novedades sobre el cuidado del medio ambiente en las ciudades y las soluciones tecnológicas verdes.

 

Imagen: Telefónica RCySostenibilidad

Etiquetas