La venta de materiales de construcción, indicador que invita al optimismo en España

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Se vende más cemento, se crea empleo en el sector… De la misma forma que la construcción ha sido una referencia, en los últimos años, para exponer la evolución de la crisis, ahora es un indicador más para analizar la recuperación económica de España.

Los datos positivos del sector se acumulan en este primer semestre de 2015. Los más recientes tienen que ver con la producción de materiales. En el informe de julio de la Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (CEPCO) se destaca que, de enero a mayo de este año, se ha exportado un 7,74% más que en el mismo periodo de 2014 y un 8,41% más que en 2013, con un valor total de 8.859 millones de euros.

De esta cantidad, 1.714.011 euros corresponden a material de electricidad e iluminación; 1.321.226 euros a tubos, grifería, válvulas y equipos; 1.058.793 euros a trefilado y otros productos metálicos, y 1.022.914 euros a azulejos y baldosas.

Es un hecho que la industria nacional de materiales está encontrando nuevos mercados expansivos en otros continentes, siguiendo los pasos de muchas empresas constructoras españolas. De forma periódica, el ICEX España Exportaciones e Inversiones realiza estudios de algunos de esos mercados, con importante presencia nacional, como el de Argelia, donde se están realizando grandes inversiones en obra pública. Nuestro país es su segunda opción a la hora de comprar cemento, por detrás de Francia, y la tendencia es al alza.

Es un caso similar al de los Emiratos Árabes Unidos que, después de superar una fuerte desinversión inmobiliaria a finales de la anterior década, de nuevo experimenta un fuerte crecimiento del que se están beneficiando los fabricantes españoles de materiales. El ICEX también destaca otros incrementos en  exportaciones, igualmente significativos, hacia Colombia, Perú o Indonesia.

Pero esta industria no solo está creciendo gracias al sector exterior. El consumo nacional de materiales de construcción también ofrece datos muy positivos. Así lo confirma Oficemen, la patronal de fabricantes de cemento. En el primer semestre de 2015, el consumo de su producto en España se ha incrementado un 8,6% con respecto al mismo periodo de 2014, encadenando 10 meses consecutivos de crecimiento. Se confía en llegar a un aumento del 10% en las ventas de cemento al finalizar el año.

Estas cifras explican el descenso del desempleo en el sector, que queda reflejado también en el informe de CEPCO: el paro se ha reducido un 20,04% con respecto a junio del año pasado.

Ya no hay duda de que la demanda, nacional y exterior, es una señal positiva que hace pensar que  2016 será un buen año para la construcción y, por tanto, para el empleo y la economía española.

Etiquetas