¿Cuál es el precio razonable por la reforma de una vivienda?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Son buenos tiempos para el sector de las reformas y rehabilitación de viviendas. La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) estima que cuando acabe el año, los españoles habrán gastado de media 700 euros en obras de mejora en su casa, un 3% más que en 2018. Si se cumplen esas previsiones, el volumen de negocio ascenderá a unos 18.000 millones de euros, 575 millones por encima de lo facturado en el ejercicio anterior.

Estos datos optimistas se deben a una mayor confianza en la marcha de la economía y a una activación del mercado de la vivienda que anima a la revalorización de las propiedades. Además, las ayudas estatales y autonómicas a la rehabilitación favorecen ese incremento del gasto familiar.

En este sentido Haya Real Estate tiene activa una campaña en la que sugiere una selección de viviendas para reformar, desde 18.000 euros, una alternativa muy interesante para los locos de las reformas o para aquellos que buscan invertir en vivienda.

En cualquier caso, acometer obras en la vivienda supone un esfuerzo económico que exige estudiar con calma los costes del mercado para realizar un presupuesto lo más ajustado posible. Para ayudar en ese objetivo, Andimac ha elaborado el informe Reformar por el precio justo, con el que pretende orientar a los propietarios en esa tarea.

Como primer dato útil a la hora de enfrentarse a un presupuesto de reforma, apunta que hay que calcular que el 60% de los costes debe corresponder a los materiales de construcción y el 40%, a la mano de obra.

El estudio toma como ejemplo un piso de 90 m2 en el que se emprende una rehabilitación integral con materiales de calidad media-alta. Divide sus estimaciones por estancias: cocina (16 m2), un baño principal (12 m2), baño secundario (6 m2), dos dormitorios (12 m2 cada uno), salón-comedor (24 m2) y otros espacios (8 m2).

A tener en cuenta en la reforma

  • Trabajos previos :Son los necesarios para proteger zonas delicadas (tapado de suelos, paredes, colocación de protecciones, etc.), tanto en la vivienda como en las zonas comunes del edificio donde se encuentre. El coste sería de unos 300 euros.
  • Cocinas y baños: Son las reformas más habituales y las más caras. El coste de la cocina rondaría de media los 5.700 euros, el del baño principal, 5.400 euros, y el del secundario, unos 3.200 euros. La suma suele suponer casi la mitad del presupuesto total (49%)
  • Salón-comedor: La media para estos espacios estaría algo por encima de los 3.500 euros. Aproximadamente el 15% del presupuesto.
  • Fachada y exteriores de la casa: La renovación de ventanas, cerramientos y envolventes para mejorar el aislamiento y, por tanto, la climatización, supondría alrededor de 3.300 euros (14,5% del presupuesto).
  • Estructuras de la vivienda: Mejorar tabiques, reforzar muros y rediseñar espacios llevaría unos 1.700 euros (7,5% del presupuesto).
  • Dormitorios: Son las zonas en las que menos hay que invertir: unos 1.600 euros cada uno (7% del presupuesto).

La suma final estaría sobre los 26.000 euros, sin IVA. Fuera del presupuesto de la reforma, hay que afrontar otro gasto añadido: la licencia de obra, lo que supone entre el 2% y el 5% del presupuesto de la obra (cada ayuntamiento impone sus tasas). En este caso, entre 520 y 1.300 euros. 

La inversión de una reforma como esta parece alta, pero su rentabilidad también lo es. Siempre según las estimaciones de Andimac, una rehabilitación integral revaloriza la propiedad al menos en un 20%. Y si lo que se pretende es alquilarla, la renta podría elevarse en un 30%.

Sin embargo, y aunque las cifras mejoran, en España solo se reforman cuatro viviendas de cada cien. Es curioso que, según Andimac, se dedique más dinero al cuidado del coche (un 5% del presupuesto familiar) que al mantenimiento de la casa (1,5%). Por tanto, hay un gran margen de negocio en el sector.