Megaoperaciones inmobiliarias: España atrae a los grandes inversores

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Solo en el primer trimestre de este año, las grandes operaciones inmobiliarias (por encima de 100 millones de euros) en el sector no residencial se han multiplicado por cinco, con respecto al mismo periodo de 2014, según recoge un informe de la consultora inmobiliaria Savills.

Eso representa inversiones de unos 2.500 millones de euros. Aunque quizá este otro dato explique mejor el espectacular incremento: España ya es el cuarto país de Europa con mayor crecimiento del volumen de inversión inmobiliaria.

“Los inversores se fijan en el sur de Europa. España es el mejor candidato, porque ha comenzado un cambio de ciclo y todavía tiene precios atractivos, un 40% por debajo del máximo del periodo anterior a la crisis. En otros mercados, los activos están mucho más caros, como en París o Londres.”, apunta Luis Espadas, director de mercado de capitales de Savills.

Las cifras no son los únicos indicadores de este efecto llamada. La actividad entre las grandes consultoras, que asesoran a los inversores en la adquisición de propiedades, está siendo frenética en estos meses. Es el caso de Savills, JLL, CBRE, Knight Frank o Aguirre Newman, involucradas en muchas de esas megaoperaciones.

Las enormes posibilidades del mercado español están atrayendo a nuevos actores que, hasta ahora, no habían tenido una gran presencia en nuestro sector inmobiliario y que están detrás de otras grandes operaciones.  Por ejemplo, la auditora y consultora PwC ha actuado como asesor de la cadena Mandarin Oriental, en la compra del Hotel Ritz (132 millones de euros), y del grupo Klépierre, para la adquisición del centro comercial Plenilunio en Madrid (375 millones). Por su parte, Deloitte Real Estate asesoró al fondo estadounidense Tiaa Henderson, quien se hizo con la propiedad del centro comercial Islazul  también en Madrid (230 millones).

Estas operaciones están entre las más destacadas de los últimos meses, pero no han sido las más importantes. El podio lo ocupa, hasta ahora, la venta del centro comercial Puerto Venecia (Zaragoza), en el que la británica Intu Properties ha invertido 451 millones de euros. Le sigue el edificio de Gran Vía 32 (Madrid), de uso comercial, adquirido por el fondo Pontegadea, propiedad de Amancio Ortega, por 400 millones.

También la aseguradora Axa ha agitado el mercado inmobiliario al comprar un paquete de sucursales bancarias del Santander por 308 millones de euros. De menor cuantía han sido las operaciones de Corporación Financiera Alba y Meridia: la primera ha comprado el edificio de oficinas Castellana 89 (Madrid) a cambio de 187 millones; la segunda ha adquirido la cartera de inmuebles de General Electric por 120 millones.

Según anticipa el informe de Savills, el boom de las megaoperaciones solo acaba de comenzar. No hay duda de que España gusta a los grandes inversores.

Etiquetas