Pasos necesarios para adquirir una vivienda

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Adquirir una vivienda no es una tarea sencilla. Requiere algunos pasos importantes para tener todos los cabos atados y no dejar ninguna posibilidad de que nuestras finanzas y, por supuesto, nuestros sueños se vean comprometidos.

Si estás a punto de comprar una casa o, por lo menos, buscando algunas opciones, en este artículo te traemos algunos de los pasos necesarios para adquirir una vivienda con todas las garantías. Recuerda siempre apoyarte en una empresa especializada en el ramo inmobiliario para ayudarte con cada uno de estos puntos.

Pasos para adquirir una vivienda

Comprar una vivienda requiere tomar muchas decisiones. Podemos optar por tomarlas solos o apoyarnos en algún especialista que nos ayude. Sugerimos la segunda opción para que estos pasos los demos firmemente:

– Tu presupuesto es lo más importante. Es el punto de partida en la compra de una vivienda. Conocerlo hará que descartes opciones que te hagan perder tiempo, dinero y esfuerzo. Para calcular tu presupuesto, debes considerar primero la forma de pago que elegirás. Si eliges una hipoteca, analiza tus pagos mensuales y no destines más del 40 % de tus ingresos totales al pago de la hipoteca.

– ¿Cómo pagarás? Como acabamos de decir, esto es parte de lo que determinará tu presupuesto y puedes elegir entre pagar al contado o contratar un préstamo hipotecario. El pago al contado se realiza mediante cheque en la mayoría de ocasiones y, una vez se hace este pago, se suele firmar también la escritura de la casa. El préstamo hipotecario es la forma de pago más común, mediante la que recibes el dinero en préstamo para adquirir la casa con la garantía de la propia vivienda, entre otras. El banco que otorga este préstamo hipotecario suele dar hasta el 80 % del valor total de la casa. El 20 % restante corresponde al comprador.

Recuerda que antes de elegir la casa tienes que hablar con tu banco para analizar las condiciones. De hecho, te sugerimos que revises las mismas con varias entidades para así decidir cuál se acomoda más a tus posibilidades y cuál tiene mejores condiciones.

– Es el momento de buscar y elegir tu casa: cuando ya tienes la base anterior bien establecida, es el momento de buscar, siguiendo esas características previas, la casa que cumpla tus expectativas. Puedes buscar diferentes opciones de vivienda: nueva o de primera transmisión. De segunda mano, habitadas en algún momento o por lo menos transmitidas previamente. En este caso hay que revisar muy bien las instalaciones, el mantenimiento y el estado general de la vivienda.

También debes echar un vistazo a la localización de la casa y dar importancia a lo que encuentras alrededor: supermercados, escuelas, bancos, parques, medios de transporte, etc.

– Elige quién te vende: como te dijimos, lo mejor es confiar en un profesional porque conoce a la perfección el panorama inmobiliario, tiene muchos contactos y puede ayudarte a ahorrar tiempo y esfuerzo y, por supuesto, a evitar un posible fraude. Aun así, la compra también puede realizarse directamente con el dueño de la casa, sin intermediarios. Insistimos, el primer vendedor es el más recomendable.

– Haz tu sondeo: visita y pregunta a vecinos por la zona, la casa o el edificio. Es importante que tú estés seguro.

– Haz una oferta y prueba a negociar.

– Revisa que toda la documentación esté en regla, aunque si un asesor profesional te apoya, puedes dejárselo a él. Posteriormente, firma el contrato de arras y la escritura.

Adquirir una vivienda debe ser una experiencia única y, por eso, contar con los especialistas te asegura que no será algo para olvidar. ¡Mucha suerte!

Etiquetas