Tu hogar en una reserva natural aragonesa

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Entre las razones principales que han hecho que los barrios próximos a los núcleos urbanos se conviertan en ese lugar ideal donde ubicar tu vivienda, está hallar el equilibrio entre naturaleza y asfalto, lo frenético y lo apacible. Porque además de estar cerca de las calles más concurridas de la ciudad, tienen buenas comunicaciones y grandes zonas verdes.

¿Cuánto vale disponer de un parque frondoso a la puerta de casa? ¿Y qué valor tendría si en vez de un parque fuera toda una reserva natural, miles de hectáreas protegidas por su riqueza ecológica?

Ese es el privilegio de los vecinos de La Puebla de Alfindén, una localidad a las puertas de Zaragoza (10 minutos en coche) con la Reserva Natural de los Sotos y Galachos del Ebro, que desde los límites del pueblo se extiende a lo largo de más de 15 km2 de humedales y carrizos.

La aridez de la depresión del Ebro se transforma en esa zona gracias a los galachos, antiguos meandros que quedaron aislados por el cambio del cauce del río. Los acuíferos los siguieron alimentando, formando lagunas poco profundas y con vegetación densa en sus orillas (gramíneas, álamos, chopos, tamarices…), un hábitat perfecto para aves acuáticas como el cormorán, el ánade real o el martín pescador.

Senderos para paseos inolvidables

Cada paseo desde La Puebla de Alfindén y a través de la reserva es una experiencia única. Hay distintos itinerarios, como el de la Balsa El Cascarro, que conduce a un observatorio de aves; o el de Soto de la Mejana, que discurre junto al Ebro atravesando una chopera; o el que conecta el soto de El Francés con el galacho de La Cartuja, entre juncos e islas fluviales.

¿Por qué La Puebla de Alfindén es una opción atractiva y práctica para quienes ni renuncian a la naturaleza ni a las comodidades urbanas? Porque está sólo 10 minutos de Zaragoza gracias a su buena comunicación a través de la autovía A-2 y porque podrás disfrutar tanto de las oportunidades profesionales y de ocio de una gran ciudad como de los entornos verdes para deleitarse que ofrece la comarca.

Para estos perfiles la promoción Río Gallego puede ser la idónea, una urbanización cerrada con la posibilidad de hacer de una reserva natural el ‘patio trasero de tu casa’.

Imagen destacada @David Figuera distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

Etiquetas