El personal shopper inmobiliario, una salida laboral con futuro

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Suele decirse que una crisis económica se convierte en una fuente de oportunidades de emprendimiento para aquellos capaces de sacar provecho de una situación adversa. Y una prueba de ello la encontramos en el sector inmobiliario en España, que ha visto nacer una nueva profesión: el personal shopper inmobiliario.

Pero, ¿en qué consiste la figura del personal shopper en el mercado inmobiliario? Se trata de agentes que trabajan de forma personalizada para un cliente, ofreciendo servicios de búsqueda y adquisición de inmuebles según sus necesidades e intereses. Además de encontrar la vivienda o el local que necesitan, se encargan de las negociaciones y de realizar todos los trámites necesarios, representando a sus clientes en todo tipo de operaciones de compraventa.

Hasta ahora era un servicio limitado prácticamente a personas famosas y adineradas que les contrataban para comprar casa, pero cada vez más gente de a pie, tanto particulares como inversores, está recurriendo a estos profesionales para encontrar el inmueble deseado, algo que no siempre es tarea sencilla.

No es fácil encontrar la casa ideal o el local perfecto para un negocio. La oferta es inmensa en la actualidad y eso dificulta las cosas, haciendo que en algunos casos pueda convertirse en una odisea. Y esa es la razón número uno del surgimiento de los personal shopper inmobiliarios.

El trabajo de un personal shopper inmobiliario

El personal shopper inmobiliario gestiona para su cliente la compra de activos inmobiliarios, ya sea por su cuenta o acompañando a quien contrata sus servicios. Busca, encuentra, negocia y cierra el acuerdo más ventajoso.

Los compradores pierden un tiempo valioso visitando casas o locales comerciales que no cumplen lo ofertado en el anuncio o que no satisfacen del todo sus necesidades y gustos. Un personal shopper puede hacer eso por el cliente, ahorrándole tiempo y preocupaciones y realizando una búsqueda personalizada y exhaustiva.

Para tener éxito en esta profesión de moda hay que ofrecer un servicio integral de consultoría inmobiliaria, no solo aconsejar y representar al cliente en las negociaciones de compraventa. Es importante aportar servicios complementarios tales como la gestión de presupuestos de reformas o decoración, de manera que el cliente sepa con exactitud qué inmueble está comprando y cuánto dinero debe invertir en total.

En cuanto al perfil profesional, deben poseer conocimientos técnicos y legales, por eso los arquitectos están viendo en esta nueva especialidad una salida laboral a su particular crisis. Los agentes inmobiliarios también se están reciclando en el personal shopping.

Por qué contratar a un personal shopper inmobiliario

El cliente indica qué tipo de inmueble necesita y aporta información relativa a sus preferencias de superficie, número de habitaciones, zona o barrio y rango de precio que está dispuesto a pagar. Y una vez recopilados estos datos, el personal shopper inmobiliario se pone a trabajar, optimizando el tiempo de su cliente y garantizando unos criterios especializados de búsqueda, valoración y asesoramiento.

Además, la elección de un arquitecto para que busque una vivienda en nuestro nombre aporta otras ventajas, ya que su formación y experiencia les permite filtrar las mejores oportunidades entre una oferta amplísima y detectar cuáles tienen más potencial. Detectan defectos de construcción y vicios ocultos, y además entienden de obras, reformas y presupuestos, así que nadie mejor para decidir si comprar un bien inmueble merece la pena y calcular de forma ajustada el desembolso final.

Los honorarios no son tan altos como se podría presuponer, ya que de media suponen un 3% del valor de compra de la vivienda o el local comercial. En ocasiones puede optarse por una tarifa mensual, en lugar de un porcentaje sobre el importe de compraventa. Lo importante es que si el personal shopper inmobiliario hace bien su trabajo, puede ahorrarnos dinero y compensar así el pago por sus servicios.

En España se trata de un concepto en auge, por eso más de la mitad de los clientes que recurren a este servicio en nuestro país son extranjeros, según datos ofrecidos por empresas, agencias y profesionales del sector. Pero seguro que cada año más españoles se subirán al carro de esta profesión con futuro.

Foto © Victor1558, distribuida con licencia Creative Commons

Etiquetas