¿Cómo insonorizar un local comercial?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

No es difícil que la actividad normal de locales comerciales como tiendas, restaurantes o, en mayor medida, locales de copas, discotecas, gimnasios y locales de ensayo o de conciertos generen un ruido por encima de los parámetros permitidos. El límite de decibelios en cada caso esta establecido por la normativa, tanto nacional como autonómica y, sobre todo, local. En todo estos casos, si el ruido supera los niveles máximos, será necesario insonorizar el local, bien para conseguir la licencia de apertura, bien para superar cualquier inspección y librarse de sanciones económicas u otras más gravosas, como el cese de la actividad del local o una sanción penal. 

¿Necesitas insonorizar tu local comercial? ¿Por dónde empezar y qué tienes que tener en cuenta? En este post encontrarás todas las claves:

Antes de nada… ¿necesito insonorizar mi local? 

Como ya hemos comentado, para saber si necesitas insonorizar o no un local tendrás que conocer, en primer lugar, el volumen tolerado por la normativa, lo que dependerá, fundamentalmente de la zona (si es residencial, si está cerca de un hospital, si se trata de un área industrial…) y del horario.

Para localizar esta información, deberás acudir a las ordenanzas municipales del municipio en cuestión. Por poner un ejemplo, en la ciudad de Madrid, el límite de decibelios permitido para una sala de conciertos durante el día es de 35 mientras que, para un comercio, es de 50.

Conociendo los límites a respetar, lo siguiente es conocer el nivel de ruido que se genera o se generará en el local en cuestión o, lo que es lo mismo, la previsión del impacto acústico. Para ello, se debe encargar un estudio acústico, realizado por profesionales que se valdrán de previsiones teóricas en caso de que la actividad no haya comenzado o de precisos aparatos de medición en caso de que se tarde de un local en funcionamiento. En algunas comunidades, además, una certificación que acredite el cumplimiento de la normativa en materia de ruido es requisito para conseguir la licencia de apertura.

Aislamiento acústico: opciones 

Existen en el mercado distintas opciones para aislar acústicamente un local comercial. Optar por una u otra dependerá de diversos factores, tales como el tipo de local, de si éste tiene televisión, hilo musical o va a albergar actuaciones en directo y del entorno en el que se encuentre (cerca de un hospital, zona residencial o una zona industrial…). 

A la hora de acometer el aislamiento acústico en un local comercial, se actúa alguno o varios de los siguientes elementos:

  • Techos y paredes. Para ello, algunos de los aislantes acústicos más habituales son la espuma de poliuretano, las espumas de melanina, las fibras de poliéster o el corcho. Un técnico especialista será el más indicado para asesorarnos sobre el material que mejor se adapte a cada caso en concreto.
  • Puertas (doble puerta o puertas selladas) y ventanas (doble ventana o ventanas con doble acristalamiento)
  • Otros elementos como suelos, pilares, escaleras, bajantes, conductos, extractores…

El precio, habitualmente, dependerá de las dimensiones del local (metros cuadrados por altura), así como del tipo de aislamiento elegido y tras las intervenciones, es más que recomendable repetir la medición acústica para garantizar el éxito del proyecto.

¿Tengo que insonorizar mi local?

Además de cumplir con la ley para evitar sanciones administrativas, civiles o penales, no hay que olvidar que contar con un local debidamente insonorizado será beneficioso también para el disfrute de los clientes y para la pacífica coexistencia con vecinos y otros locales de los alrededores, ya que el exceso de ruido ha sido tradicionalmente uno de los principales problemas de convivencia.