5 tips para decorar y distribuir un baño pequeño

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

En plena era del estrés y los ritmos de vida frenéticos, el baño, más allá de su función práctica, cobra importancia como un espacio dedicado al bienestar en el que, quien más y quien menos, aprovecha la ocasión de desconectar. Equilibrar cuerpo y mente a través del cuidado y la higiene personal tienen mucho que ver con la decoración y distribución del baño pero, ¿qué hacer cuando el espacio escasea? ¿Es posible alcanzar esa armonía enfrentando el hándicap de una superficie limitada?

La clave está en prestar atención a todos los elementos que forman parte del diseño de baños pequeños, desde el mobiliario a los colores, pasando por los accesorios decorativos, los sanitarios o la iluminación. De la combinación armónica de todos ellos dependerá el éxito de la tarea:

La distribución perfecta

El punto de partida del diseño de un baño pequeño es la organización de sus elementos. Dicho de otro modo, la distribución es clave para garantizar tanto la funcionalidad como el atractivo estético. Con independencia de sus dimensiones, es imprescindible poder moverse libremente en su interior y si no sobran metros cuadrados, la colocación de muebles, sanitarios y accesorios debe estar estudiada al milímetro.

¿Un baño cuadrado? ¿Estrecho y alargado? ¿Con columnas? La organización de los elementos dependerá, en primer término, de las posibilidades que presente la planta: por ejemplo, presentándolos enfrentados si hablamos de una distribución cuadrada o alineados para una planta rectangular.

Sanitarios y muebles suspendidos

Una de las máximas del diseño de baños pequeños aconseja aligerar el peso visual de quien lo contempla. Aunque instalar un mueble bajo el lavabo parezca, a priori, una solución atractiva y funcional, en la práctica, tal vez consiga que la estancia parezca aún más reducida.

Las piezas suspendidas (muebles y sanitarios) trasladan una sensación más liviana a los espacios y, en consecuencia, propician ese carácter relajante e inspirador que, incluso, los baños más pequeños pueden evocar.

Colores que inspiran

En el capítulo de consejos para decorar y distribuir un baño pequeño, los colores juegan un papel fundamental. No sólo porque colores y estados de ánimo guardan una estrecha relación, como defiende la psicología del color, sino que, además, contribuyen a mejorar la percepción visual.

Los colores claros, por ejemplo, maximizan la luminosidad de los espacios y hacen que, independientemente de su superficie, parezcan más grandes. Optar por líneas verticales en tonos claros conseguirá alargar la perspectiva y, las horizontales, harán lo propio con el ancho de la misma.

Todo en orden

Otro de los factores clave de la decoración y distribución de un baño pequeño es el conjunto de herramientas con las que se mantendrá y asegurará el orden en su interior. Si tener todo colocado y en perfecto estado de revista es importante en cualquier habitación de la casa, en el baño, y más si no es muy amplio, resulta imprescindible: la sensación de caos choca frontalmente con la naturaleza relajante de estos espacios.

Para evitarlo, es imprescindible incluir en el diseño suficientes soluciones de almacenamiento en forma de estanterías, armarios o colgadores. También es buena idea aprovechar los recursos disponibles para optimizar el espacio. ¿Qué tal unos nichos en las paredes para colocar los productos de higiene? ¿Por qué no una balda sobre la puerta aprovechando la altura de los techos? ¿Y un armario a medida que te permita sacar partido al hueco que deja esa columna junto a la pared?

Sencillez, la clave del éxito

Sin duda, una de las grandes recomendaciones a la hora de decorar y distribuir un baño pequeño es hacer de la sencillez su mayor seña de identidad. Prestar atención a la proporcionalidad del tamaño de los muebles o sanitarios, incluir una ducha en lugar de una bañera para ganar espacio, añadir un espejo para potenciar la amplitud visual o cuidar la iluminación son clave.

Estilos como el minimalismo o aquellos de inspiración nórdica permitirán crear diseños de baños pequeños inspiradores y cálidos cuyo encanto residirá, precisamente, en la sencillez de las propuestas.

Etiquetas