10 consejos para crear una habitación de gaming en 2022

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

No cabe duda de que el sector de los videojuegos está en pleno auge. Se estima que el 26% de la población mundial juega habitualmente a videojuegos en varias plataformas. Con estas estadísticas, no sería de extrañar que tú o alguien de tu entorno seáis jugadores habituales. Si es el caso, este artículo te puede interesar, porque una habitación de gaming es una excelente manera de mejorar la experiencia y calidad de juego.

Dependiendo del presupuesto y el espacio, una habitación de gaming no solo te permitirá jugar mejor, sino obtener un sonido de más calidad, espacio para almacenar los accesorios extra y no invadir otras zonas de tu hogar para desarrollar esta actividad. Hoy en el blog de Haya te damos 10 ideas para crear una habitación de gaming con cualquier presupuesto.

1 Elige un tema y decide la decoración

Antes de comenzar, es importante decidir una temática para tu habitación de gaming. Es tu oportunidad de orientarla a tu juego, personaje o género favorito, por ejemplo. 

Haz una lluvia de ideas y sé creativo con tu espacio. Elige algo que te guste y sigue esa línea. El objetivo es entrar en tu habitación de gaming y sentirte directamente inspirado por el simple hecho de estar en tu espacio.

2 Asegúrate de tener una buena conexión a Internet

Aunque pueda sonar obvio, es muy importante. La mayoría de los videojuegos de hoy en día requieren una conexión a Internet para jugar. Tener una conexión constante mejorará enormemente tu experiencia de juego.

A nadie le gusta tener una partida on-line con la preocupación constante de perder la conexión en cualquier momento, ¿verdad?

3 Incorpora un escritorio y zonas de almacenaje

Esta es la etapa en la que quizá puede ser interesante tirar algún muro y comprar un escritorio o una estantería a medida. Toda la habitación es ahora tuya para moldearla a tu gusto.

El escritorio en concreto es una pieza central de tu habitación de gaming, por lo que no dudes en invertir algo de tiempo y de presupuesto para encontrar aquel que se adapte más a lo que quieres y en el que podrás jugar cómodamente. Si tienes espacio limitado, optar por un escritorio flotante puede ser la solución. Si tienes más espacio, puedes probar con uno más largo e incluso con forma curva. También puedes diseñarlo a medida para que se adapte a tu espacio a la perfección. 

4 El asiento es fundamental

El gamer está siempre sentado, por lo que elegir un buen asiento resulta fundamental. Estar incómodo en tu silla solo te hará jugar peor y aumentará las distracciones

Actualmente existen infinidad de tipos de sillas gamer para elegir, que van desde las habituales sillas de escritorio, hasta otras hechas a medida con reposabrazos magnéticos y reposacabezas ajustables. Elige una silla que te haga estar cómodo y te permita concentrarte durante horas. No creas que debes gastar una fortuna: hay muchas opciones asequibles que brindan comodidad y calidad.

5 Invierte en pantallas de calidad

Como gamer, estarás mirando tus pantallas durante horas y horas mientras juegas, así que elige con cuidado. Existen tres opciones para elegir: monitores, televisores y proyectores. Los monitores suelen ser más pequeños y versátiles, mientras que las pantallas de proyección pueden mejorar tu experiencia, al aumentar la inmersión.

Además, las pantallas de los proyectores no solo te dan una sensación cinematográfica, sino que también son mejores para tus ojos. Sin embargo, no son recomendables para habitaciones pequeñas y son difíciles de mover de una habitación a otra. 

Los televisores, por su parte, son la opción perfecta para aquellos a quienes les gusta jugar más lejos de la pantalla.

6 El turno del hardware

Consolas, ordenadores, joysticks, mandos… está claro que en una habitación de gamer no puede faltar hardware de calidad. Te recomendamos que con cada elemento que quieras adquirir, consideres un par de opciones para comparar. Y siempre valora tanto el estilo como el precio. 

Habitación de gaming contenido

7 Apuesta por un buen sistema de sonido

La calidad del audio que proviene directamente de un monitor o un ordenador portátil suele ser bastante deficiente. Agregar altavoces externos mejorará exponencialmente el sistema de sonido de tu habitación de gamer.

Puedes optar por barras de sonido, que suelen ser la opción más minimalista y elegante. También existe la opción de los altavoces de estantería, que proporcionan un sonido envolvente de calidad. Por su parte, los altavoces de suelo suelen ser algo más caros, pero ofrecen un sonido potente y completo

8 Agrega insonorización a la habitación

Los videojuegos son ruidosos, por lo que, si no quieres molestar al resto de personas que viven en tu casa o incluso a los vecinos, lo mejor que puedes hacer es instalar una buena insonorización a tu habitación de gaming. 

Tienes muchas opciones, como paneles de pared, sellos de amortiguación, alfombras, cortinas e incluso pintura insonorizante.

9 Hazte con accesorios

El toque de tu habitación lo pondrán los accesorios y complementos con los que la personalices. Auriculares, ratón del ordenador, teclado, figuritas, micrófonos, puertos de carga, alfombrilla para el ratón… las opciones son infinitas.

Para mantener todo organizado, no olvides hacerte con espacios de almacenaje e incluso soportes para colocar los objetos que quieras que estén a la vista. 

10 No olvides la iluminación

Si hay algo que caracteriza una habitación de gamer profesional es una iluminación de calidad, regulable y que le dé ese toque especial. Y no hablamos de simples lámparas y fluorescentes, sino de tiras de iluminación, bombillas Bluetooth, retroiluminación y paneles con formas personalizadas. 

La iluminación puede ser el complemento perfecto para ayudar a crear una atmósfera de juego y una experiencia estéticamente más agradable. Además, toda la iluminación que te sugerimos utiliza LED, que consumen menos electricidad, de manera que no lo notarás en tu factura mensual.