Si crece la economía también lo hace el sector de la vivienda

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

No puede hablarse de evolución en el sector de la vivienda sin recuperación económica. Y en la actualidad, hay que dejar un hueco al optimismo al percibirse ciertos síntomas de recuperación. El consumo en España empieza a crecer. Una constante común que mencionaron los ponentes del Foro de Fondos Internacionales en el mercado inmobiliario español que se celebró en el marco de la pasada edición de SIMA.

“Hay una concurrencia de factores que explican por qué el mercado inmobiliario ahora es atractivo. Es un sector ‘procíclico’: el marco económico es necesario para que el mercado inmobiliario funcione”. Así explicaba esa relación indisoluble Miguel Temboury.

Los expertos que acompañaron a Temboury coincidieron con él al considerar la vivienda como el termómetro que indica la evolución de la crisis. Y todos llegaron a la misma conclusión positiva: aunque hay que tener prudencia, el sector da signos de fortaleza y las perspectivas son optimistas.

“Hemos avanzado muchísimo, pero nos queda camino por recorrerpara llegar a los mercados más maduros”, afirmó Ricardo Martí, presidente de ACI. “La legislación ha cambiado para ser más atractiva a inversores internacionales, y se nota”, aseguró Antonio Carroza, CEO de Alquiler Seguro. “Los precios han tocado fondo. Y la entrada de mayoristas y minoristas hace pensar que hay oportunidades”, concluyó José Manuel Galindo, presidente de Asprima.

Datos optimistas

¿Son tan sólidos los indicadores del sector inmobiliario y de la economía para confiar en que llegan tiempos mejores? Pues así parece según los datos aportados en esas ponencias. Veamos algunos de ellos:

  • ST Sociedad de Tasación ha hecho público su informe sobre las tendencias del mercado de la vivienda en el segundo trimestre del año, donde se apuntan dos conclusiones importantes: los precios solo registran variaciones pequeñas –se estabilizan– y la confianza de pequeños y grandes inversores en la evolución de la economía y del propio sector mejora claramente.
  • España es el país comunitario en el que más se aproxima el coste de la vivienda a su valor objetivo, según datos de la Unión Europea. Es decir, no se prevé que los precios continúen bajando. “En el momento que se toca suelo, se invierte la dinámica de valoración. El precio viene determinado por las expectativas, si las valoraciones de los activos tienden a incrementarse, también tiende a subir la valoración”, sostiene José Manuel Galindo, de Asprima.
  • Según el estudio KPMG Real State Invest Survey, España es el segundo país más interesante para inversión inmobiliaria, por detrás de Alemania. “Hay que  proteger el sector del mercado inmobiliario porque se presentan grandes inversores extranjeros que son capaces de gastarse hasta 6.000 millones de euros ­–afirma Juan Van-Halen, director general de Arquitectura y Vivienda del Ministerio de Fomento–. Además, el cliente lo que quiere es que la vivienda tenga una serie de prestaciones dirigidas a mejorar el confort y la calidad de vida. Por ejemplo, el certificado energético”.
  • El registro del colegio de notarios certifica que durante el primer trimestre de 2014 las operaciones de compra-venta de inmuebles se incrementaron en un 45,4% con respecto al mismo periodo de 2013.

La prudencia es obligada, pero los datos dan pie al optimismo. Parece que estamos mejorando.

 

Etiquetas