¿Quieres rentabilizar tu vivienda? Apúntate al alquiler

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Desde el año 2008, el precio del alquiler ha experimentado una caída del 15%, un descenso considerablemente más suave que el de las casas en venta (40%) y que este año parece haber tocado fondo. De hecho, el incremento de la demanda ha generado un mayor interés de los inversores, y todo ello ha derivado en una estabilización de los precios con respecto a 2013.
Alquilar supone una fuente de ingresos con los que darle un empujón al gravamen, hacer más llevadero el día a día o afrontar gastos extra. Hablamos de un negocio con una demanda creciente y cuya rentabilidad, de acuerdo con Idealista, se sitúa ahora mismo en el 5,3%, índice que salta hasta el 7,1% en Lérida, el 5,9% en Gran Canaria, el 5,8% en Huesca y el 5,6% en Huelva. En el caso de Madrid y Barcelona, la tasa no pasa del 5% y el 4,6%, respectivamente. Cifras más que apetecibles si las comparamos, por ejemplo, con el interés de los bonos del Estado (del 2,1% en los títulos a diez años en la primera subasta de noviembre de 2014).

Tus opciones

Dice el Banco Central Europeo que el 36,2% de las familias españolas tiene dos viviendas. Si es tu caso (y una de ellas se encuentra desocupada), recurrir al alquiler constituye una buena idea. El precio medio de alquiler en España de un inmueble de 105 m2 es de 604 euros al mes, con grandes diferencias entre comunidades autónomas: desde 996 euros en Madrid y 893 euros del País Vasco a los 436 euros en Castilla-La Mancha y 386 euros en Extremadura. Si te decantas por un contrato convencional y tus inquilinos cumplen (es recomendable hacerse con un seguro contra posibles impagos), todos los meses contarás con unos ingresos que te vendrán muy bien.
Quizá prefieras el alquiler vacacional, una exitosa modalidad que ha animado a cientos de miles de personas a poner en el mercado residencias de todo tipo y de cualquier tamaño (apartamentos, chalés, adosados, mansiones), incluidas habitaciones y primeras viviendas para los fines de semana o para períodos en los que se quedan vacías. Aunque puedes emprender esta aventura a la antigua usanza (boca a oreja, carteles en el balcón), Internet se ha llenado de plataformas que te ponen en contacto con potenciales clientes: los anuncios ganan en eficacia y alcance y resulta muy fácil encontrar huéspedes cuyas necesidades se ajusten a tus requisitos.
Esta alternativa a los alojamientos convencionales es la elegida por uno de cada cuatro turistas del Viejo Continente y, tal y como ha calculado uno de los gigantes del negocio, HomeAway, reporta a los dueños de las casas en Europa 13.000 euros anuales. Solo existe un inconveniente: desde 2013 la legislación del sector en España está en manos de las comunidades autónomas, que o bien aún no han redactado normativas al respecto o bien han establecido importantes restricciones, por lo que es conveniente que acudas a los organismos oficiales antes de lanzarte.

Aparte de HomeAway, que cobra una suscripción a sus usuarios (Knok también lo hace), destacan las siguientes webs:

  • AirBnB. Transfiere el dinero de la cuenta del huésped a la del anfitrión, permite incluir gastos especiales (de limpieza, por ejemplo), cobra al propietario una comisión del 3% sobre el precio del alquiler y dispone de un seguro en caso de desperfectos.
  • Be Mate. Creado por la cadena hotelera Room Mate, este portal cobra una comisión del 5% y exige que la vivienda se encuentre a pocos minutos de algún establecimiento asociado a la firma, pues uno de los incentivos para los huéspedes es que un hotel próximo les ofrece servicios de transporte, entrega de llaves, etc.
  • WelcHome. La peculiaridad de esta página radica en la posibilidad de ofrecer alojamiento a cambio de trabajos domésticos. Es decir, las estancias se pagan haciendo labores de limpieza o de jardinería, por ejemplo.
  • Alterkeys, Wimdu y 9Flats. Las tres funcionan como Airbnb. Wimdu también cobra una comisión del 3%, mientras que Alterkeys pide un 10% y 9Flats un 15%.

Una habitación

Si tienes sitio y ganas, ¿por qué no alquilas a largo plazo una habitación de la casa en la que vives? Según un estudio de Pisos.com, el precio medio en España se sitúa en los 273 euros al mes. ¿Las ciudades más caras? Madrid y Barcelona (329 euros y 339 euros, respectivamente), que acumulan más de 60% de la demanda, y las más baratas, Albacete (181 euros) y Valladolid (184 euros). Capitales como Salamanca (202 euros), Granada (192 euros) y Santiago de Compostela (198 euros) son también interesantes, dado su volumen de estudiantes universitarios.

Como en los otros tipos de arrendamiento, los ingresos por una habitación también cuentan con una exención tributaria del 60%.

 

Etiquetas