¿Quieres poner a punto tu piscina? Te damos unos sencillos consejos

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Disfrutar de piscina propia es un placer y uno de los mayores lujos que podemos tener hoy en día. Pero antes de ese paso, es necesario ponerla a punto de manera correcta. La limpieza, la revisión de todos sus elementos o el tratamiento del agua son algunos de los pasos que debes tener en cuenta antes de darte el primer chapuzón. Aquí descubrirás estos y otros consejos prácticos para poner en marcha tu piscina y asegurarte de su correcto funcionamiento.

 

Piscinas con invernaje

Cuando comiences con la preparación de la piscina debes tener en cuenta que el proceso de limpieza y puesta en marcha varía en función de si has llevado a cabo el invernaje o no lo has hecho. Esto significa que durante el otoño e invierno te has preocupado de mantener la piscina limpia y en buenas condiciones. Si lo has hecho, la puesta a punto de tu piscina será mucho más sencilla y económica.

Antes de disfrutar del primer baño de la temporada, conviene realizar un tratamiento de choque con cloro para eliminar las algas y los microorganismos que existan en la piscina, así como comprobar que los filtros del agua, la bomba, depuradora y sumideros están en perfecto estado. “Si las juntas están muy deterioradas, es necesario vaciar la piscina y repararlas. También es un buen momento para verificar el estado de la escalera, los focos y los accesorios”- añade Eugenio Nieto, responsable de Fidestec. “Si este año tenemos presupuesto extra, sería un buen momento para cambiar la iluminación por el sistema LED, sobre todo si la piscina forma parte de la zona donde hacemos vida de noche” –concluye Nieto.

El último paso, pero no por ello menos importante es ajustar el ph de la piscina, siendo entre 7,2 y 7,6 el nivel recomendado por los expertos. Angel Jurado, CEO de Piscinia asegura que “el ph es el elemento clave para realizar una correcta desinfección. El ph desajustado hace que la cloración de la piscina no se haga correctamente y esto tiene una doble consecuencia: la desinfección no estaría garantizada  y la piel de los bañistas podría sufrir alteraciones”. Además, aconseja “controlar el nivel del cloro y ph y dejar que la filtración se haga durante al menos 30 minutos en caso de que la piscina lleve tiempo sin usarse. Si la piscina se encuentra en una zona especialmente fría, donde se hayan podido producir heladas, es recomendable bajar el nivel del agua por debajo de los skimmer”.

 

Piscina sin invernaje

En caso de que no hayas realizado ninguna labor de mantenimiento de la piscina durante el invierno, lo más seguro es que sea imposible recuperar el agua y lo más probable es que tengas que vaciarla siguiendo estos pasos:

  1. Vaciar la piscina y limpiar toda la suciedad que se haya acumulado dentro de ella o que se haya adherido a las paredes, como hojas, ramas o tierra.
  2. Limpiar la piscina a conciencia. Elimina con un cepillo o barredor el moho o cualquier otro resto que haya quedado adherido en el vaso de la piscina, haciendo hincapié en las esquinas.
  3. Reparar cualquier rotura del material. Si durante la limpieza de la piscina observas que el material se ha deteriorado, es el momento de arreglarlo.
  4. Revisar y limpiar todos los elementos de la piscina, como depuradora, filtros, desagües, etc.
  5. Si todos los elementos funcionan correctamente, es el momento de llenar la piscina de agua a la vez que controlamos los niveles apropiados de ph.
  6. Aplicar el líquido desinfectante.

“El nivel del cloro debe estar entre 1 y 1,5 ppm (parte por millón) para que la desinfección de la piscina se haga de forma correcta”-asegura Angel Jurado. También añade: “Desde Piscinia, aconsejamos hacer una pequeña inversión destinada al clorador de salino y al dosificador de ph, con el fin de tener tanto el ph de la piscina como el cloro siempre en el baremo adecuado. Además, el clorador permite producir el cloro de forma natural a través de la sal, en lugar de utilizar productos químicos. El precio depende del tamaño de la piscina, pero oscila entre los 1.700€ y 2.000€. Y a la larga, sin duda, es una buena inversión”.

 

Etiquetas