¿Para qué sirve la nota simple antes de comprar una vivienda?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Aunque en rigor no es imprescindible, contar con una nota simple informativa (también conocida como nota simple registral) de fecha reciente es un trámite más que recomendable antes de comprar cualquier bien inmueble.

Este documento, expedido por el Registro de la Propiedad, aporta información básica sobre el estado de la vivienda desde un punto de vista legal y permite al potencial comprador comprobar que quien vende ostenta, efectivamente, el derecho a hacerlo y si el inmueble se encuentra libre de cargas, entre otras cuestiones relevantes a la hora de decidir si comprar o no y en qué condiciones hacerlo.

¿Qué datos aporta una nota registral?

En concreto, la nota simple informativa contiene la siguiente información relacionada con la situación jurídica actual del inmueble de utilidad, de cara a valorar la futura compraventa:

  • El nombre del titular o titulares del inmueble.
  • Las cargas que, en su caso, pesasen sobre él, como hipotecas o embargos.
  • Otros datos tales como la superficie construida y superficie útil, el coeficiente de participación en la comunidad de propietarios o las afecciones fiscales de la vivienda.

¿Por qué es conveniente solicitarla antes de comprar una vivienda?

Si no lo ha hecho el vendedor previamente (lo que suele ser habitual), solicitar una nota simple es, en la práctica, un trámite indispensable antes de comprar una vivienda, ya que realizar una operación de esta envergadura sin conocer el estado legal del inmueble sería toda una imprudencia.

Cerciorarse que quien se dice propietario realmente lo es, que las características de la vivienda son las esperadas y que ésta se encuentra libre de cualquier carga desconocida para el comprador (de las que se tendría que responsabilizar este último tras la compraventa) es un acto previo imprescindible antes de determinar las condiciones de la operación.

Además, si la compra de la vivienda se va a financiar con una hipoteca, tener una nota simple registral actualizada pasa a ser un trámite obligatorio ya que es uno de los requisitos para poder efectuar su tasación.

¿Cómo solicitar una nota simple? Procedimiento y precios

Solicitar la nota simple informativa de una vivienda es un trámite sencillo que puede realizarse tanto de forma presencial en cualquier Registro de la Propiedad o telemáticamente, realizando la petición a través de la página web del Colegio de Registradores (¡ojo! Es importante comprobar que la solicitud se realiza desde el portal oficial, ya que existen algunas webs que ofrecen la tramitación con un sobrecoste para el usuario).

Para realizar la solicitud, es necesario:

  1. Aportar algún dato que permita identificar la vivienda en el registro, tales como el nombre y el NIF del titular, la dirección completa del inmueble o el identificador único de la finca. Si se conoce la ubicación pero no la dirección completa, existe una herramienta de geolocalización para identificarla.
  2. Alegar un interés legítimo para la consulta (el de estar interesado en comprar la vivienda, por ejemplo).
  3. Abonar las tasas públicas correspondientes, que actualmente ascienden a 9,02 € por finca.

De realizarse el trámite a través de la página web, existe la opción de registrarse, si bien no es necesaria: el trámite puede efectuarse como usuario invitado.

Si la solicitud cumple con estos requisitos, el futuro comprador que la realice podrá recoger (o recibirá un enlace para su descarga, en caso de que solicitud online) en un plazo máximo de 24 horas.

Etiquetas