Descubre a HRP-5P, el nuevo robot albañil que llega para revolucionar el sector de la construcción

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Lo han diseñado ingenieros japoneses y está preparado para realizar las tareas básicas de la construcción, como mover bloques de material o instalar planchas de madera de gran peso. Este robot con forma de humanoide se llama HRP-5P y ha sido creado para realizar los trabajos más pesados y peligrosos. ¿Tienes curiosidad por conocer más detalles de él?

Un autómata con inteligencia artificial

En Japón escasea la mano de obra y hay un claro envejecimiento de la población, dos problemas a los que se enfrenta el sector de la construcción. Para paliarlos, un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Avanzada (AIST) ha diseñado una máquina con forma de humanoide. Posee brazos mecánicos, extremidades inferiores y en la parte superior tiene una cámara que le permite reconocer el entorno en el que se mueve. Su nombre es HRP-5P y funciona gracias a la inteligencia artificial.

El androide es capaz de realizar las tareas más básicas de la construcción, superando en algunos casos la capacidad del ser humano. Por ejemplo, es idóneo para mover grandes y pesados paneles de madera gracias a unos sensores que posee en los dedos robotizados. También está capacitado para instalar tablones y anclarlos a una pared, gracias a los ganchos que posee en las manos, que le permiten manejar y maniobrar cualquier superficie o material. Para poder fijar los tablones a la pared cuenta con una eficaz pistola de clavos.

La idea es que HRP-5P haga las labores más peligrosas y difíciles puesto que está especialmente diseñado para ensamblar estructuras de grandes dimensiones, ya sea en viviendas o en la construcción de aviones. Pertenece a la quinta generación de robots con forma de humanoide, pesa 101 kilos y mide 1,82 metros. Sin embargo, los ingenieros han ido más allá y han desarrollado su inteligencia artificial. Esto es que la máquina es capaz de reconocer el ambiente en el que está trabajando y está también diseñado para planificar y programar cada uno de sus movimientos con mucha precisión, algo que hasta ahora ninguna otra máquina ha sido capaz de superar.

Otros prototipos

Aunque HRP-5P ha aterrizado con fuerza, no es el único. Otros robots albañiles ya han irrumpido en el mercado. Es el caso de Hadrian X, creado por ingenieros australianos para reducir los costes de mano de obra y plazos a la hora de levantar una vivienda. Hadrian X posee un software que le permite identificar las diferentes estancias de una casa y puede colocar hasta 1.000 ladrillos en una sola hora gracias a su potente brazo robótico de 30 metros de largo y a su grúa.

En EEUU nació el robot que ha superado a cualquier albañil en número de ladrillos colocados cada hora. Dicen sus creadores que SAM está cualificado para instalar hasta 3.000 bloques en un día, seis veces más que un obrero. Eso sí, no puede trabajar solo y necesita la ayuda del factor humano ya que no es capaz de mezclar el hormigón.  Su precio ronda los 450.000 euros y sus creadores creen que no es una amenaza para el sector de la construcción: “Se trata de la colaboración entre trabajadores humanos y máquinas. SAM está allí solo para hacer el trabajo pesado y por tanto beneficiar a todos”, ha concluido Zachary Podkaminer, director de construcción.

Otra de las propuestas, esta vez de la Escuela Politécnica ETH Zúrich, es el robot Situ Fabricator1, que cuenta con cámaras y sensores capaces de examinar el entorno. Además, dispone de un sistema de conexión a internet que permite a los arquitectos realizar modificaciones sobre los planos sin anticipación. Lo más destacable del androide es la precisión con la que trabaja, registrando un margen de error menor a los siete milímetros.

Etiquetas