Autoconsumo: cómo instalar un panel solar en casa

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Instalar un panel solar en casa es apostar por la energía limpia y renovable. Quienes se animan a colocar una instalación fotovoltaica sobre la cubierta de su vivienda lo suelen hacer no solo por el ahorro en la factura energética que supone, sino también para tener independencia energética, y porque es una medida respetuosa con el medio ambiente, ya que contribuye a reducir las emisiones de CO2.

Sin embargo, para instalar un panel solar en casa no solo basta con desearlo. Será posible si se cumplen una serie de requisitos relacionados con las condiciones de nuestra vivienda y si nos lo perbmite la normativa vigente y contamos con los permisos necesarios. En cualquier caso, tras la aprobación del Real Decreto que regula las condiciones para el autoconsumo de energía eléctrica en 2019, se han reducido los trámites administrativos en el caso de los pequeños autoconsumidores y los costes que conlleva la instalación.

Requisitos para instalar un panel solar en casa

El principal requisito para instalar un panel solar en casa pasa por tener una cubierta en excelentes condiciones. Aunque los elementos generadores del sistema fotovoltaico no van colocados directamente sobre las tejas, sino sobre una estructura de soporte, lo cierto es que una cubierta en mal estado puede ocasionar goteras o desprendimientos que harán que tengamos que desmontar en breve todo el sistema, además de poner en riesgo a los trabajadores que acudirán a instalarlo.

También debemos tener en cuenta el clima y la orientación de la cubierta, ya que para que el sistema fotovoltaico funcione correctamente necesitamos que esté expuesto al mayor número posible de horas de sol al año. En el hemisferio norte se recomienda una orientación hacia al sur, para recibir mayor radiación, aunque las placas pueden estar orientadas al este si nuestro consumo se produce durante la mañana, o al oeste si tenemos un mayor consumo vespertino.

De igual manera, es importante que no haya sombras sobre los paneles solares, si bien las puntuales puede que no lleguen a ser un impedimento. En cualquier caso, el rendimiento siempre bajará como consecuencia de las sombras y si éstas son permanentes nuestro sistema puede quedar dañado, ya que está diseñado para estar expuesto al sol.

Por último, cabe destacar que el mantenimiento de los sistemas solares no es complicado, aunque existe riesgo de rotura por el granizo. En cualquier caso, es necesario limpiarlo periódicamente, ya que un panel sucio puede perder un 40% de su rendimiento.

Cumplimiento de las normativas vigentes

Por otra parte, las placas solares en viviendas también tienen que cumplir los criterios impuestos en las distintas normativas que regulan su instalación y su uso, así como contar con los permisos necesarios para su instalación, que se dividen entre los previos a la instalación y lo posteriores.

Por un lado existe una reglamentación urbanística de carácter local que apunta a la necesidad de solicitar un permiso de obra para proceder a la instalación, que será concedido o denegado en función del tipo de suelo en el que esté situado la vivienda y sus características. En algunos casos bastará con hacer una comunicación previa de la obra a la oficina técnica municipal, por lo que es necesario consultar la normativa local al respecto.

Por otro lado, la colocación de placas solares, como instalaciones eléctricas que son, necesitan de los correspondientes permisos orientados a los criterios de la normativa eléctrica en términos de baja tensión y autoconsumo.

Instalar por cuenta propia paneles solares no es difícil. Basta con tener conocimientos elementales de electricidad para poder realizarla, aunque puede resultar algo engorroso. En cualquier caso, los equipos deben estar certificados para su uso y la instalación debe estar registrada y validada por un instalador autorizado, que es quien debe entregarnos el Certificado de Instalación Eléctrica una vez esté terminada la instalación.

¿Conviene instalar placas fotovoltaicas?

Los expertos creen que el autoconsumo a través de paneles solares se multiplicará en los próximos años gracias al abaratamiento de los paneles solares y la reducción de la burocracia en cuanto a los trámites de la instalación. Asimismo, el hecho de que las instalaciones fotovoltaicas puedan estar conectadas a la red eléctrica, cediéndola energía durante el día mientras no se están utilizando, es un incentivo más.

La instalación de placas fotovoltaicas se realiza fácilmente y tiene una duración que puede alcanzar los 30 años, con un periodo de amortización de la inversión cercano a los siete años y medio, que puede verse compensado por la revalorización inmediata de la casa.

En cualquier caso, antes de instalar placas solares conviene tener en cuenta las condiciones climáticas de la zona en la que vivimos, así como el consumo que tiene la familia y el espacio disponible para la colocación de las placas, entre otros factores. Se estima que en España hay 1,7 millones de casas unifamiliares susceptibles de instalar este sistema de energía limpia encaminado hacia la descarbonización.