¿En qué ciudades europeas les gusta vivir a los ultra ricos?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

En inglés se les conoce como los ‘Ultra High Net Worth Individuals (UHNWI)’. Se diferencian del resto de los mortales por disponer de un patrimonio de miles de millones de euros. Según un estudio publicado recientemente por Dataloft, compañía de análisis del mercado inmobiliario, y la agencia Beauchamp Estates, ese exclusivísimo club lo forman 2.170 personas, con un patrimonio medio estimado de 2.160 millones de euros.

El estudio da más detalles sobre el perfil general de estos ultra ricos: en sus cuentas tienen un cash de unos 500 millones de euros y disfrutan de alrededor de cuatro propiedades repartidas por el mundo. Dataloft y Beauchamp Estates se han centrado en su actividad inmobiliaria dentro de Europa y han concluido que Londres es su ciudad preferida.

Sesenta y siete de ellos poseen al menos una residencia en la capital británica; 25 en París y 18 en Ginebra, completando el podio de localidades europeas del lujo. Esa tendencia a acaparar fortunas tiene una correlación lógica en el mercado. Basta mencionar un par de ejemplos: en marzo se puso en alquiler el ático más caro de la historia, situado en la zona residencial londinense de One Hyde Park: 240.000 euros al mes. En ese mismo lugar, el magnate ucraniano Rinat Ajmetov compró hace cuatro años un piso por 170 millones de euros, récord absoluto para ese tipo de propiedad.

“Reserva 60 millones para buscar casa”

“Nosotros les aconsejamos (a los UHNWI) que aparten un presupuesto de 60 millones de euros para adquirir sus residencias”, explicó Gary Hersham, analista de Beauchamp Estates, al presentar el estudio.

Siguiendo con los patrones inmobiliarios que aportan los expertos, las inversiones típicas de las grandes fortunas son una mansión de 27 millones en Londres, una casa de vacaciones de 22 millones en la Riviera francesa y una casa rural con encanto de 18 millones en la Toscana italiana. La cuarta residencia (recordemos que su media es de cuatro) estaría fuera del continente, según gustos y necesidades.

Como es obvio, cuando hablan de ciudades, en realidad se refieren a unos pocos barrios que concentran apellidos ilustres y propiedades exquisitas. En la capital británica, los ultra ricos prefieren mayoritariamente la zona conocida como el Triángulo de Platino, formado por los céntricos y carísimos barrios de Belgravia, Knightsbridge y Mayfair.

Entre sus vecinos se encuentran, por ejemplo, el ruso Roman Abramovich (dueño del club de fútbol Chelsea), el magnate del acero indio Lakshimi Mittal y varios jeques pertenecientes a las más poderosas familias de Oriente Medio.

Una alternativa próxima al Triángulo de Platino, atractiva sobre todo para las fortunas norteamericanas, son las zonas residenciales de Regent’s Park y St. Johns Wood. Sea cual sea el barrio elegido, las mansiones suelen cumplir con unas condiciones definidas que también figuran en el estudio mencionado: de media disponen de seis suites y cuatro habitaciones; el 96% tiene jardín; el 39%, piscina privada; el 43%, cine en casa, y otro 43% una entrada privada con garaje.

Pero conviene no perder la perspectiva. Europa no es el único destino de los UHNWI. Como explica Liam Bailey, director de investigación de la inmobiliaria internacional Knight Frank, “la historia ha situado a Londres y Nueva York como los dos puntos de encuentro mundiales de las grandes riquezas. Pero la gran batalla es la que se está librando ahora en Asia, con Yakarta como la ciudad donde más se han disparado los precios en todo el planeta (el 37% en el último año), y Tokio, que vuelve a revindicar su condición de gran destino internacional”.

Etiquetas