¿Quieres reformar tu casa del pueblo?

Captura

Acondicionar su estructura, sanearla, aislarla, eliminar añadidos o cambiar la cubierta son algunas de las actuaciones necesarias en la reforma de una casa de pueblo. Arrancamos una serie sobre la transformación de este tipo de viviendas, llenas de detalles tradicionales en muchos casos, centrándonos es las obras a acometer en estructuras y distribución. El objetivo es conseguir un hogar más eficiente, alegre y luminoso, e, incluso, ganar metros cuadrados.

¿Cómo acotamos el concepto ‘casa de pueblo’? Una tipología típica de algunos cascos urbanos, que puede discurrir entre medianeras o en esquina, desarrollarse en una o varias plantas y que, según la región donde se ubique, se identifica con los rasgos arquitectónicos propios de la tradición local: señorial, popular, rústica, marina…

Estos aspectos, unidos a normativas y requisitos constructivos, hacen que su rehabilitación integral deba estudiarse a fondo. La intervención requiere de una comprensión global y sensible del edificio, para ver lo que es imprescindible mejorar, sustituir o eliminar. La idea es actualizar de manera contenida y, sobre todo, asequible.

casa de pueblo

¿Cuáles son los problemas habituales en las casas de campo?

 

  • La falta de luz natural
  • Excesiva compartimentación interior
  • El espacio suele estar condicionado por la puerta de entrada y un pasillo distribuidor, que generalmente secciona la casa por la mitad
  • Revestimientos que afean y oscurecen la vivienda. Un ejemplo son los falsos techos, que empequeñecen los ambientes, ocultando esos forjados tan apreciados ahora. Veamos un ejemplo. En esta planta, la solución a estos problemas mencionados se logró abriendo la casa hacia el patio y desmaterializando la rigidez del pasillo central. Se crea un segundo patio interior, que da un extra de luz y ventilación.

Por Liliana Millán-Arquitecta Granada – Ver más fotos de diseño residencialç

 

 

Courtyard House, Pages Lane
Espacio creado por Kirkwood McCarthyVer más fotos de diseños residenciales contemporáneos

 

¿Cuáles son las obras necesarias para acondicionarla? 

Humedades, filtraciones y abombamientos, son problemas que hay que solucionar antes que nada:

  • Aísla la solera del contacto directo con el terreno natural. Para ello, emplea un sistema de encofrado perdido de polipropileno, para un forjado anti humedad. Con esta solución, pones fin a los problemas de humedad por ascensión capilar y ganas espacio por debajo, para la canalización de nuevas tuberías.
  • Sanea los muros soterrados. Consiste, básicamente, en descubrir el muro, sanearlo, consolidarlo, revocarlo e impermeabilizarlo con láminas drenantes. Cierra la zanja con grava, para que actúe como colchón de separación entre la tierra y el muro. Se complementa con un tubo poroso de drenaje, que evacuará las aguas que recoja la canaleta.

 

¿Cómo cambio la cubierta?

Esta intervención es básica: una mala cubierta es responsable de carpinterías y forjados deteriorados, muros con humedades y desprendimientos, moho y ambientes insalubres.

Si es un tejado, se puede reconstruir con estructuras de madera o acero, y cerrar con sistemas secos, como los tableros de partículas de madera aglutinadas con cemento Portland, aislante machihembrado no hidrófilo y lámina o placa ondulada para aislamiento hidrófugo.

Si es una cubierta plana, habrá que revisar el estado del forjado, descubrirlo totalmente, sanear las viguerías o los perfiles de hierro y, sobre todo, reconstruir con una cubierta invertida –primero poner la impermeabilización y, por encima, el aislante térmico.

Habrá que revisar los forjados, para comprobar el estado de las vigas, especialmente en las zonas ocultas. Si fuera necesario, toca reforzar estructuralmente, sanear la madera o los hierros y aplicar tratamientos de protección.

Courtyard House, Pages Lane
Espacio creado por Kirkwood McCarthyVer más ejemplos de diseños residenciales actuales

 

¿He de tocar la fachada?

Hay mucho por hacer en la fachada:

  • Desprenserse de agregados y remiendos
  • Retirar revestimientos que provocan humedad y deslucen la estética de las fachadas
  • Consolidar oquedades,
  • Rejuntar y, en muchos casos, picar todos los revoques de la fachada, dejando los muros de piedra o ladrillo a la vista

¿Pongo instalaciones nuevas?

Sí: optimizarás recorridos y aumentarás el rendimiento y la eficiencia de las instalaciones. La red de saneamiento será una de las claves para aportar salubridad a la vivienda y, si hay fosa séptica, cámbiala por una estación de depuración con tratamiento por oxidación total.

 

Calle Enric Granados
Espacio creado por THE ROOM & CO interiorismoMás diseños de salones mediterráneos

 

 

 

¿Tiro los materiales obtenidos de las obras profundas?

Si quieres conservar los rasgos característicos de tu casa de pueblo, tendrás que guardar todos aquellos materiales que puedan seguir aprovechándose para su reutilización posterior. ¿Ejemplos? Las puertas de paso, que suelen ser macizas, de una o dos hojas, ciegas o con vidrio repartido.

También será buena idea conservar los forjados antiguos. A los de madera les puedes dar un cambio con pintura, para que pesen visualmente menos, en blanco o en el color de las carpinterías. Los entrevigados de ladrillo o de madera blanqueados también interesan.

 

Pavimentos originales, ¿sí o no?

Siempre que estén en buen estado, deberías conservar los suelos característicos de cada tipología de casa: lajas de piedra, dameros, baldosas hidráulicas…

Si no dispones de suficientes piezas recuperadas, recompón o reagrupa el pavimento, combinando las baldosas con cemento alisado, guijarros de piedra o también madera maciza. Las opciones son múltiples.

¿Y TÚ?
¿Estás pensando en rehabilitar tu casa de pueblo? ¿Quieres cambiar la distribución interior o bien ampliarla? Cuéntanos tu idea en los comentarios

 

Redacción Equipo Houzz

3 Comentarios

  1. Pisos alquiler vic

    El post nos va perfecto ya que tenemos una negociación de presupuestos activa! Gracias.

    Responder
  2. Elisa perea

    Post muy completo. Mi enhorabuena

    Responder
  3. Wehomeed

    Muy útil artículo, el turismo rural está en auge y nunca es mal momento para reformar la casa del pueblo.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *