Consejos para aislar tu casa del ruido

architecture-266970_960_720

Cada vez buscamos más el silencio y la tranquilidad en nuestro hogar y, en ello, el aislamiento del ruido exterior es clave. Aunque parezca difícil porque vivimos rodeados de ruido, sobre todo en la ciudad, podemos aplicar algunas pequeñas reformas que nos ayudarán a conseguir que nuestra casa tenga más silencio del que habíamos imaginado.

Lo primero que tienes que hacer es conoce el valor del índice de ruido, durante el día, de la zona donde vives. Para esto, consulta el mapa de ruidos de tu municipio y si no lo hay, establece 60 dBA como valor medio. Además, si tienes una fachada que dé a algún patio, puedes reducir 10 decibelios.

Si el ruido que te molesta proviene de los vecinos, está comprobado que lo mejor es aislar acústicamente el espacio; por ejemplo, recubre el interior de tu casa con materiales aislantes.

También es habitual que el ruido que nos molesta provenga de la calle, los coches, los bares, etc. Una ventana de dos hojas practicables de aluminio, con vidrios de 4 mm de 12 mm y otro vidrio de 4 mm, aíslan aproximadamente 30 dBA, por lo que sería una opción que te ayudaría a tener una menor contaminación acústica en tu hogar. No olvides  reforzar esta medida, aislando el cajón de las persianas y, para ello, las soluciones con un panel multicapas de partículas de poliuretano son perfectas.

“Como en casa, en ninguna parte”, de modo que aunque parezca que el gasto es alto, merecerá la pena. Y tú, ¿has aislado tu casa? ¿Merece la pena? Cuéntanos tu caso.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *