Diez planes en casa para llenar de magia la Navidad

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Nos encanta disfrutar de nuestro hogar, y más que en ninguna otra época del año, en estas fiestas. Prueba a decirlo en alto: ‘Navidad’. Más alto: ‘NAVIDAD’. ¿No es una palabra mágica? Sin duda transmite alegría… pero hay imágenes aún más poderosas: reunión, familia, amigos… Sí, la Navidad ya está aquí, y a poco que nos esforcemos podemos convertirla en los días más emocionantes del año. ¿Dónde? En nuestro hogar.

Para ayudarte traemos diez propuestas, todas ellas sencillas y participativas, pero estamos convencidos de que llenarán vuestro salón, la cocina o cualquier otro rincón de tu casa de alegría. Y no esperes a que llegue Nochebuena para festejar, olvida por unas semanas las prisas y dedica tu tiempo a lo que realmente te importa.

1. Viste la casa de Navidad

Nada como inaugurar estas fiestas involucrando a todos en la decoración. Reserva una tarde, el truco es contar con el tiempo que te permita disfrutar de la actividad y destapa esa caja donde guardas las guirnaldas, las bolas plateadas y las velas rojas en presencia de tus hijos. ¿Y por qué no diseñar un nuevo adorno?: pon vuestra creatividad a prueba. Las posibilidades son casi infinitas, busca en Internet ideas para una corona decorativa de puerta o un centro de mesa, prueba a reciclar los adornos con los que ya cuentas, con unas cintas de raso, papeles de seda y unas hojas de muérdago obtendrás resultados sorprendentes. Y, por supuesto, monta el Belén o el árbol de Navidad, lo que más te gusta, pero conviértelo en una fiesta: tus hijos nunca lo olvidarán.

2. Personaliza tu felicitación navideña

Seguro que en los próximos días empezarás a reenviar por WhatsApp y el correo un montón de mensajes y vídeos navideños; ¿por qué no sorprender con uno propio? Puede convertirse en una forma original de felicitar la Navidad a tus seres queridos o incluso de enviarles una sorprendente participación de Lotería. Prueba a fotografiaros, y luego utiliza alguno de los programas de retoque online de imágenes para darle un punto original, puedes hacerlo con la herramienta Canva. Otra opción aún más sencilla es hacer una grabación, será suficiente con tu móvil para confeccionar un auténtico podcast: cada miembro de la familia puede tener su frase y juntos componer una felicitación sonora ambientada donde más os apetezca, solo es cuestión de imaginación. Y si ya te ha picado el gusanillo de la creatividad, prueba con un vídeo.

3. Busca, repara y dona

Seguro que estas fiestas tu familia puede hacer feliz a otras familias. Pide a tus hijos y pareja que se desprendan de alguna pertenencia, incluso podéis aprovechar para dar un buen uso a esa bicicleta del garaje que se quedó pequeña. Solo os queda ponerlo todo en orden, limpiarlo bien y, si la organización donde lo vais a entregar lo permite, envolvedlo con un bonito papel de regalo. Sin duda una buena enseñanza para los más pequeños y una alegría para aquellos que lo necesitan.

4. Una tarde en la cocina

Otro gran plan familiar es preparar los dulces navideños. Quizá tu madre o abuela lo hacían hace años, por qué no pedirle que desempolve una receta de mantecados, mazapanes o roscón de Reyes. Es más fácil de lo que puede parecer y en unas horas estarán horneándose, cuando el día de la celebración aderecen la mesa todos os sentiréis muy orgullosos.

5. Sesión de fotos

Ha llegado el momento de poner en orden todas esas fotos que llevas almacenando en el disco duro de tu ordenador durante años. Selecciona las mejores y organízalas para dar una sorpresa a toda la familia, a poco manitas que seas, las podréis ver en el monitor del televisor y, recuerda, cuanto más antiguas, más risas y recuerdos.

6. El coro familiar

Si en tu familia o grupo de amigos sois muy dados a poner banda sonora a los festejos, ha llegado el momento de hacerlo como auténticos profesionales. Este año podéis organizar un ensayo general unos días antes. Y nada como la promesa de un chocolate caliente a su finalización para animar a participar.

7. Sesión de títeres

Una idea que hará felices a los más pequeños. Esta actividad funciona muy bien cuando se juntan niños y adolescentes de diferentes edades, los más mayores pueden montar una sesión de guiñoles para la tarde de Navidad.

8. Juegos de mesa

Si son una clásico, es porque siempre funcionan. Desde las cartas a los dados pasando por títulos míticos como el Monopoly o El Cluedo, cuentan con la ventaja de divertir en cualquier tipo de edad. Y si en tu armario de los juegos no hay ninguno, tampoco hay excusa: prueba a jugar a adivinar títulos de películas con mímica haciendo dos grupos entre los asistentes o a inventar definiciones de palabras buscadas en el diccionario para ver quién acierta la real. La diversión está asegurada.

9. No te olvides de la inocentada

El día de los Santos Inocentes también forma parte de la tradición navideña española, y no hay nada que divierta más a un niño que una buena broma ¡Todo un reto!

10. No te olvides de disfrutar

La regla de oro es pasarlo bien y contribuir a que los demás también disfruten, y para lograrlo es básico planificar con tiempo y no cargarse de responsabilidades que generen estrés. Si respetas esta norma, tendrás unas Navidades en casa inolvidables como digno #fandetuhogar.

Por último, hay que recordar el mejor plan de la Navidad: pasar el máximo tiempo posible con los que más quieres.

Etiquetas