¿Ayuda una buena iluminación a la venta de tu inmueble?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La iluminación es un factor decisivo en la venta de una casa y, sin embargo, es un aspecto que normalmente pasa desapercibido. La luz natural es una pieza clave para que la vivienda guste al nuevo propietario, esto no se puede modificar, pero sí está en nuestras manos trabajar con la luz artificial para destacar las distintas estancias de la vivienda.

La luz cálida, la de las bombillas de toda la vida, colocada estratégicamente ayuda a crear ambientes confortables, cálidos, y acogedores. Para conseguir estas sensaciones, es imprescindible que la temperatura de la luz sea la adecuada. Las luces blancas y frías nunca darán esta misma sensación.

Como afirma la interiorista y home stager (especialista en la preparación de espacios para su comercialización inmobiliariade m2studio, María Esteban, “la iluminación es una herramienta más que el home stager debe utilizar para crear escenas que enamoren, escenarios que el cliente potencial asimile a conceptos como “calidez” y “hogar”, entre otros”.

Hay dos tipos de luz, la natural y la artificial. Dentro de los inmuebles debemos tener en cuenta ambas, pero como no podemos cambiar el número de estancias de exterior, tendremos que trabajar con los siguientes tipos de luz artificial:

  • Luz general. Se coloca en el techo e ilumina de manera general las estancias. Normalmente se ubica en el centro de cada espacio.
  • Luz ambiente. Es la que encontramos en las mesitas de noche y lámparas de lectura. Puede estar en habitaciones, despachos y salones.
  • Luz focalizada. Focos que se dirigen o iluminan lugares concretos, como por ejemplo espejos, fuegos de cocina, cuadros, librerías, etc.

¿Qué hacer para conseguir una correcta iluminación artificial?

  1. Comprobar que en la vivienda funcionan los enchufes y las lámparas, si no es así, deberían ser reparados. Es esencial que todo esté impecable y en perfecto funcionamiento.
  2. Comprar las bombillas necesarias para cada estancia. Estas deben ser de luz cálida y, excepcionalmente, pueden ser de luz blanca las de cocina y baños.
  3. Los espacios más grandes, como los salones, necesitarán bombillas de más potencia.
  4. Los salones, además de una luz general en el techo iluminando toda la estancia, deben tener una lámpara que cuelgue sobre la mesa de comedor. También se puede crear un espacio más íntimo con una lámpara de lectura junto al sofá.
  5. Lo más importante en las habitaciones es la luz ambiente que proporciona las lámparas y apliques de las mesitas de noche.
  6. Las cocinas y los baños deben estar muy bien iluminados. Si no hay suficiente luz natural, deben instalarse más puntos de luz artificial. Lo importante es no combinar luces cálidas y blancas, sino utilizar siempre el mismo tipo de luz.
  7. Pasillos y entradas admiten tanto la luz general como los plafones en las paredes (luz ambiente).
  8. Los balcones y las terrazas también tendrán que estar bien iluminados.

En las visitas comerciales a la vivienda, aunque ésta cuenta con una amplia iluminación natural, las luces deben estar encendidas. Además, si lo que se pretende es que el anuncio llame la atención por las fotografías, lo ideal es combinar la fotografía diurna con la de tarde y noche, especialmente si la vivienda no se sitúa en un contexto urbano. Así el reportaje completo le dará una dimensión única a la escena.

 

Foto @Todd Baker << technowannabe, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0 

Etiquetas