10 consejos para mantener tu casa a salvo de robos en vacaciones

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Con la Semana Santa empieza un periodo de puentes y escapadas vacacionales que generalmente significa que dejamos nuestra casa o nuestros locales desocupados. Una rutina que favorece los robos en los domicilios, como indican los siguientes datos.

El Ministerio del Interior asegura que en 2013 se incrementó casi un 4% el número de estos delitos con respecto al año anterior. En la Comunidad de Madrid, esa cifra se disparó al 11%.

Reforzar la prevención es uno de las principales medidas en pos de nuestra seguridad. Así lo cree la Policía, que el año pasado inició la campaña ‘Mi casa a salvo’ y que ahora reanuda con la colaboración del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid).

El objetivo de la campaña es concienciar a los propietarios de que la amenaza es seria y de que siguiendo unos sencillos consejos pueden reducirse claramente los riesgos. Estas son sus recomendaciones:

  1. Asegúrate de que dejas cerradas puertas y ventanas. Parece obvio, pero los despistes se dan con mucha frecuencia.
  2. Nunca abras el portal a desconocidos. Los propietarios deben concienciarse de que la seguridad propia y la de los vecinos es cosa de todos. Cada vez se dan más casos de falsos inspectores de gas o de electricidad, o supuestos comerciales de telefonía o de cualquier otro producto que visitan las casas para sacar información sobre si los domicilios están ocupados o sobre quiénes son sus habitantes, su edad o la distribución de la casa.
  3. Siempre debe parecer que la vivienda está ocupada. Por ejemplo, no deben dejarse las persianas completamente bajadas o instalar temporizadores de luz que simulen para un observador exterior que en las habitaciones hay gente.
  4. Solicita al portero o a un vecino que recoja el correo acumulado en el buzón. Y deja tu número de contacto para cualquier eventualidad.
  5. Antes de salir de viaje, esconde tus objetos más preciados o la documentación más valiosa en lugares de difícil acceso. También puedes dejarlos en casa de otra persona de confianza que no se vaya de vacaciones. Haz un inventario completo de todo, con fotografías y número de serie de joyas, electrodomésticos y dispositivos electrónicos. En el peor de los casos será una información muy útil tanto para la Policía como para tu compañía de seguros.
  6. Refuerza la vigilancia si vives fuera de un casco urbano o en urbanizaciones de reciente creación. En estas zonas o barrios es más facil que las personas se hagan pasar por trabajadores de mudanzas y sea falso.
  7. En el caso de locales comerciales, atención si se ubican  sucursales bancarias o comercios con mercancías valiosas. El butrón es un método habitual para acceder a esos espacios: primero entran a la fuerza en una vivienda o en otro local desde el que se abre un agujero en el muro. Por eso, si se escuchan ruidos extraños (piquetas, taladros…) y nadie ha avisado de obras en el inmueble, es mejor llamar a la Policía.
  8. Las viviendas que suelen estar más desprotegidas son los bajos, los primeros y los áticos. Es conveniente instalar en ellos ventanas de seguridad o colocar rejas.
  9. No hables de tus planes de viaje con desconocidos. Ahí se incluyen los comentarios que puedas hacer a través de las redes sociales. Sé discreto antes y durante el viaje: si tú o tus hijos subís a Internet imágenes o descripciones de los lugares que estáis visitando, haréis público que vuestra casa está desocupada.
  10. Nunca entres en casa si percibes que la puerta o una ventana ha sido forzada. Aléjate, pide ayuda de inmediato a los vecinos y llama a la Policía.

Y recuerda que la seguridad es cosa de todos. Como dice la campaña ‘Mi casa a salvo’, “para los ladrones, todos los ojos son cámaras
de seguridad. Si ves algo extraño, da aviso”.

 

Etiquetas