Ideas de negocio para un local de 20 metros cuadrados

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

En la casilla de salida de muchas historias de emprendimiento está un espacio, en ocasiones, más pequeño de lo deseado, como un local de 20 metros cuadrados. Sin embargo, hay muchas ideas de negocio que se adaptan a un local de tamaño reducido. 

De la habilidad del comerciante va a depender no convertir esta circunstancia en un insalvable hándicap. Para conseguirlo, deberá trabajar en un concepto que se adecúe a la superficie y la ubicación

10 ideas de negocio para un local de 20 metros cuadrados que te harán triunfar

Si eres un emprendedor en busca de inspiración, hemos seleccionado diez grandes ideas de negocio para un local de 20 metros cuadrados.

Helados a la plancha fría

Es uno de los negocios de moda, y muy probablemente vivirá un boom en los próximos años. Se trata de un concepto que debe estar ubicado en zonas con gran afluencia de público peatonal o de ocio, que tiene en la preparación del helado sobre una plancha helada delante del cliente su mayor atractivo. Es también una excelente idea de temporada para pequeños locales de costa, ya que apenas requieren de 10 metros cuadrados. 

En el caso de que el negocio vaya a funcionar todo el año, conviene completarlo con otros productos en el mismo rango de consumo como crepes o waffles para animar las ventas en los meses más fríos. En el mercado existen varias propuestas de franquicia por menos de 60.000 euros de inversión.

Gabinete de extensiones de pestañas

El cuidado de la mirada es otro de los negocios que despunta en España después de arrasar en muchos mercados internacionales. Estos gabinetes de estética se especializan en la colocación y mantenimiento de extensiones de pestañas y el diseño de cejas, teniendo en la excelencia del servicio su principal factor de éxito. 

Este posible negocio para un local de 20 metros cuadrados puede ubicarse en las cercanías de grandes ejes comerciales o calles principales de barrios con tradición comercial y de servicios. En sus formatos de franquicia se ofrecen por inversiones de menos de 20.000 euros, cantidad a la que hay que sumar el acondicionamiento del local. 

Organizador de bodas y eventos

Un despacho decorado con encanto, don de gentes y mucha imaginación son las herramientas de este modelo de negocio solo apto para emprendedores muy resolutivos. La falta de tiempo, sobre todo en grandes ciudades, lleva a muchos novios a buscar a profesionales que diseñen una ceremonia muy especial, pero ese conocimiento también se puede aplicar a otros eventos sociales o incluso de empresa. Esta idea de negocio requiere una mínima inversión, pero necesita tiempo para consolidarlo por lo que se adapta bien a locales que minimicen los gastos.

Servicios para el cuidado de mayores

En esta propuesta de negocio para locales de 20 metros, la sede funciona como una oficina comercial y de gestión, ya que la asistencia se presta en el propio domicilio. La carta de servicios puede ser muy amplia, siempre destinada a los casi 9 millones de españoles mayores de 65 años y dependientes. Los más habituales son los de acompañamiento y paseo, aseo y limpieza, cocina y ayuda de comedor, pero también se pueden completar con otros de cuidados especializados. 

Se trata de un negocio destino, buscado por el cliente, por lo que la ubicación no es tan esencial como en otros de los citados en este artículopost. Cuenta además con una inversión mínima, por lo que el principal reto para el emprendedor es reunir a un equipo de cuidadores autónomos de confianza.

Agencia de viajes aventura

Otra idea de negocio para un local pequeño es montar una agencia de viajes. El boom de la venta online de servicios turísticos se ha especializado en el mercado más masivo abriendo una nueva oportunidad para la intermediación de una oferta especializada. Son agencias de viajes con un gran conocimiento de producto que tienen en el asesoramiento y la confianza su mayor valor añadido. Entre ellas destacan las agencias especializadas en viaje aventura, con servicios a la medida de cada trotamundos. 

Un negocio destino pero que debe ubicarse en una zona de centro ciudad y potenciar su promoción en internet y redes sociales para darse a conocer.  

Barbería

Afeitado clásico, holandés, esculpida o de varios días… Los hombres han decidido cuidar su barba y requieren de establecimientos especializados. A la espera de comprobar el recorrido de esta moda, los profesionales de la peluquería y la estética dispuestos a sacarle partido deben ser cautos: un pequeño local con dos puestos de trabajo en zonas de ocio de centro ciudad y un look muy masculino pueden ser suficientes para un negocio que ronda una inversión de 30.000 euros.

Lavandería de autoservicio

Las lavanderías con lavadoras y secadoras de autoservicio son un negocio que se va extiendo, poco a poco, por las ciudades. Ya no solo sirven para aquellos que ni disponen de este tipo de electrodomésticos en su hogar, sino que también es muy útil para lavar prendas grandes como edredones o alfombras. 

En un local pequeño podrás instalar varias máquinas sin problemas y empezar a hacer dinero en poco tiempo. 

Salón de manicura

Otro negocio para el que no hacen falta grandes locales son los salones de manicura. Con incluir tres o cuatros puestos para atender a las clientas puede ser suficiente para empezar. Y tampoco necesitarás un gran espacio de almacén. 

Es importante encontrar una zona de paso y con un perfil demográfico que encaje con este tipo de servicio. En estos casos, es importante cuidar la decoración.

Punto de máquinas expendedoras

En un local pequeño también puedes instalar máquinas expendedoras que funcionen las 24 horas del día. Solo hay que reponer productos, retirar el dinero de las máquinas y asegurarse de que eéstas disponen siempre de cambio. 

Es un servicio muy útil que tiene muy buena acogida en zonas céntricas en donde vive gente joven, que está habituada el uso de este tipo de máquinas y recurren a ellas con frecuencia. 

Taller de reparación de bicis

En muchas ciudades europeas, donde las bicis son el principal método de transporte, encontramos pequeños talleres de reparación. En España están cambiando los modelos de movilidad hacia alternativas más limpias y accesibles; por eso, cada año aumenta el número de bicicletas que circulan por las calles. 

En un pequeño local de 20 metros cuadrados es posible instalar un taller de reparación y puesta a punto. Tan solo hace falta espacio para almacenar algunas bicis y las herramientas.

Si eres emprendedor y necesitas más información acerca de tu negocio deseado, puedes descargar nuestro eBook de Locales Comerciales. Una publicación de lectura ágil que, desde una visión 360º, responde a las principales preguntas que se deben resolver durante la compra. Y en nuestro catálogo de activos, podrás llevar a cabo tu idea deseada. ¡Adelante!