La vivienda giratoria inteligente es ya una realidad en España

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

¿Te imaginas vivir en una casa inteligente que buscase automáticamente el sol? Esto ya es posible gracias a Sunhouse360º, la primera vivienda giratoria inteligente de Europa construida en Marbella. Tras varios años de investigación, el equipo liderado por José Carlos Moya y Bertrand Coue ha diseñado una casa capaz de girar 360 grados sobre su eje para buscar el sol y maximizar en cada momento del día los niveles de confort térmico de la vivienda.

Este proyecto se suma a una pujante industria de casa solares hechas en España que parten de una simple premisa: la búsqueda de una fuente de energía limpia e inagotable que consiga dar respuesta a las demandas energéticas de la sociedad del futuro. En España, con más de 1.800 horas de sol al año, la investigación en Smart Cities y mejora de la eficiencia energética de las viviendas ha apostado por la energía solar.

La idea de una casa que gire con el sol no es nueva. La primera casa solar giratoria se construyó en 2011 en Tarazona (Zaragoza), bajo el nombre de Ecodomus; también recientemente os hablamos en un post anterior del proyecto Domespace. No obstante, la novedad que aporta el proyecto Sunhouse360º al mercado de las casas solares giratorias reside precisamente en su sistema de giro inteligente, el cual permite un ahorro del 20% en el consumo energético al poder adoptar automáticamente la orientación más favorable según la época del año.

Dicho mecanismo consigue que la vivienda rote sobre su propio eje en cualquier sentido y sin límite de vueltas, siendo capaz de adaptarse a la orientación más óptima para minimizar la demanda energética. El sistema está propulsado por dos motores de bajo consumo que la hacen girar con un periodo máximo de 15 minutos por vuelta. Además, cada habitación de forma individual puede seguir la trayectoria del sol u orientarse a una vista determinada del paisaje. Según sus diseñadores, este sistema de giro funciona sin problemas en el rango entre -20ºC y +40ºC, por lo que puede construirse en cualquier país de clima templado.

Otra importante novedad arquitectónica que introduce el proyecto Sunhouse360º en el mercado de la vivienda inteligente es su transporte y montaje. El equipo de arquitectos dirigido por Moya y Coue aplica el diseño de las casas prefabricadas (con una larga trayectoria en el mercado inmobiliario) a las nuevas viviendas giratorias para crear construcciones inteligentes que pueden construirse en tan solo cuatro semanas y trasladarse en contenedores por todo el mundo.

Por otra parte, al igual que hacen otras construcciones bioclimáticas, utilizan materiales sostenibles, como la madera, que junto con la domótica y el sistema de giro propio de este proyecto permiten un ahorro energético. Dicho de otro modo, este tipo de viviendas inteligentes permiten disminuir las emisiones de dióxido de carbono hasta un 68% y el consumo en kwh/año en un 70%.

Las casas giratorias no son una idea del futuro, sino que son un proyecto real en la actualidad. Han dejado de formar parte únicamente de ferias internacionales y exposiciones para ser viviendas 100% habitables por cualquier persona que tenga una parcela apta para ello. Además no sólo se conciben casas, también las nuevas construcciones solares giratorias contemplan la posibilidad de establecer distribuciones para usos públicos como restaurantes o salas polivalentes, lo que supone un salto cualitativo que comienza a situarlas a la cabeza de las casas inteligentes y sostenibles.

Sin duda, la cumbre del clima de París ha puesto sobre la mesa la urgente necesidad de repensar las ciudades. Proyectos como Sunhouse 360º, domoespace o los premiados en los World Architecture Festival 2015 demuestran que la apuesta por la sostenibilidad y la construcción bioclimática serán imprescindibles en la vivienda del mañana, un futuro en el que tecnología, innovación y arquitectura van de la mano.

Etiquetas