Tours virtuales 360º: visita una vivienda sin moverte de casa

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Google Street View fue la aplicación pionera en ofrecer recorridos (tours virtuales) por las ciudades a través de la realidad virtual: una cámara especial capta el entorno con imágenes en 360o, es decir, abarcando la misma visión que tendría un observador que mira a derecha, izquierda, arriba y abajo.

Las imágenes de los distintos espacios se vinculan para dar la sensación al usuario de ir trasladándose de un lugar a otro. Así, sus pasos se dirigen de forma interactiva mediante el cursor del ordenador o con el dedo sobre la pantalla del móvil.

La herramienta, que ha permitido descubrir cualquier ciudad del mundo desde casa, ahora sirve a inmobiliarias y particulares para facilitar un recorrido por viviendas en venta o en alquiler. De este modo, cuándo y desde donde quiera el potencial comprador o inquilino se va trasladando de habitación en habitación con una visión en 360o, pudiendo además apreciar con la función zoom todos los detalles de cada estancia (el estado del suelo, la colocación de las tomas de luz, las terminaciones…).

¿Qué se necesita para realizar un tour virtual 360º?

Para realizar un tour virtual 360º de tu casa, lo primero que necesitas es una cámara 360o. Hay una gran variedad de modelos y precios, dependiendo de la calidad de la imagen y las funcionalidades. Su uso es sencillo, como el de cualquier otra cámara: se coloca sobre un trípode y se dispara, bien con un retardo para que el usuario no aparezca en la foto o a distancia si la cámara tiene conexión bluetooth con el móvil.

Hay que fotografiar todas las zonas, también pasillos y terrazas. Lo mejor es tomar las imágenes colocando la cámara siempre en la misma dirección. Por ejemplo, enfocándola desde cada espacio hacia la fachada de la casa. Las fotos se exportan a una aplicación que facilitará vincular las imágenes configurando un recorrido.

Al igual que las cámaras, también existe una gran variedad de softwares en el mercado con los que elaborar un tour virtual 360º. Entre las aplicaciones más profesionales (y costosas) pueden destacarse dos: Floorfy y 3DVista, con posibilidad de realizar vídeos 360o, personalizar el visor y con capacidad para hacer anotaciones en cada plano.

No obstante, también existen opciones gratuitas, por supuesto más básicas, pero que cumplen con el objetivo de proporcionar al usuario una experiencia de compra. Proponemos estas cinco: 

  • Marzipano. Este software es compatible con todos los navegadores, los programas web estándar y los dispositivos móviles. Su objetivo es proporcionar utilidades de fácil aplicación, de modo que cualquier usuario pueda adaptarlo a sus necesidades.
  • Lapentor. La herramienta se basa en la nube y proporciona recorridos virtuales con diferentes perspectivas, desde panorámicas hasta mapas y planos que permitan tener una visión general de la superficie.
  • Vtility. La aplicación tiene un uso básico, que se implementa con facilidad y que luego puede ser escalable a desarrollos más elaborados gracias a un paquete de utilidades para diseños profesionales.
  • Paneek. No requiere ninguna instalación. Además, en la aplicación, para web y móvil, se pueden agregar de manera sencilla fotos, archivos sonoros, vídeos, textos y enlaces. Es posible compartir el resultado en cualquier plataforma o red social.
  • Matterport. Permite crear y distribuir modelos 3D interactivos a partir de una biblioteca de medios que incluye fotos en 2D, vídeos y gifs animados, además de planos de planta esquemáticos, de modo que proporciona una cuidada experiencia de usuario.

Una vez elaborado el recorrido y colgado en una plataforma de venta o alquiler de viviendas o en una red social, bastará un click para que el usuario viva una experiencia interactiva con la propiedad. Como ya han comprobado las inmobiliarias que la utilizan, el simple hecho de disponer de esta herramienta ofrece más posibilidades de acortar el proceso de venta o de alquiler.