Torrox, el mejor clima de Europa

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Vivir en  “el mejor clima de Europa” es posible en España. Concretamente en Torrox, en plena costa del sol. La localidad malagueña disfruta de esta condecoración como consecuencia de su cercanía al mar Mediterráneo y la sierra Almijara, que la protege de forma natural. Una mezcla perfecta que consigue que las temperaturas de este pueblo sean de unos 19ªC, tanto en invierno como en verano. Aquí no se sabe lo que es ni el frío helador ni el calor sofocante.

 

Pueblo y playas con encanto

Torrox parte en dos su esencia: Torrox pueblo y Torrox costa.

La primera de ellas de esencia serrana, de calles intrincadas y empinadas de origen árabe, está situada en lo alto de un precioso valle, donde el blanco de las fachadas de sus casas conjuga a la perfección con los colores de las macetas que cuelgan de los balcones. Un placer visual indescriptible.

A tan sólo tres kilómetros se encuentra la línea de costa que posee nueve kilómetros de playas de arena oscura que cada año son galardonadas con Bandera Azul, lo que las sitúa como algunas de las mejores de Europa por la calidad de sus aguas y la disposición de sus servicios. Entre otras destacan las de Mazagarrobo, Ferrara, El Cenicero, Calaceite, El Morche y sobre todo El Peñoncillo, una zona tranquila con maravillosas vistas al mar.

Además de sus playas y del encanto propio de un pueblo blanco andaluz, quien llegue a Torrox, se encontrará con una gran variedad de actividades para disfrutar, podrá pasear y ver sus rincones moriscos, el acueducto de La Granja, o el conjunto arqueológico del Faro, que incluye una necrópolis, termas y una villa romana. Además, sus montañas llenas de olivos, permiten recorrer la zona haciendo rutas de senderismo. Para quienes desean disfrutar de la tranquilidad en  todas las estaciones del año, ésta es una propuesta inmejorable. La calidad de vida está asegurada.

 

Torrox, Málaga

En Torrox encontrarás los típicos y famosos chiringuitos de la Costa del Sol, en los que los espetos de sardinas, las frituras de pescado o los arroces constituyen los platos estrella. Son muchos los bares de playa con encanto. Una ruta gastronómica desde el Rincón de la Victoria hasta Maro, conquistan los paladares de sus visitantes gracias a la combinación de los productos frescos, el trato familiar y una cocina sencilla pero muy sabrosa.

Es curioso destacar que en todos los pueblos de esta comarca, llamada Axarquía, pueden encontrarse mercadillos que ofrecen artesanías y productos autóctonos a precios asequibles. Los agricultores y tenderos se concentran en Torrox para vender sus frutas de frutas tropicales como el aguacate, la chirimoya o el mango, verduras y hortalizas.

La hospitalidad de los torroxeños, no tiene precio. Siempre han acogido con gran entusiasmo a los inmigrantes tanto residentes como temporales. A Torrox se le ha llegado a bautizar como “la gran colonia alemana” de España. Como parte de la integración, por ejemplo, el ayuntamiento celebra incluso fiestas propias de las tierras bávaras como La Pascua Alemana, el conocido Oktoberfest, a principios de septiembre.

Este enclave marítimo tiene todos los componentes necesarios para ser un pueblo con encanto: la luz de sus calles, su microclima, la dieta mediterránea, la combinación perfecta de playa, sol y montaña…  ¡Qué más se puede pedir!

Resumiendo, un auténtico paraíso y un lugar de ensueño en plena Sierra de la Axarquía, a media hora del aeropuerto de Málaga.

Etiquetas