Revolución en los ascensores: ya se mueven en vertical y horizontal

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

En las arquitecturas futuristas era habitual imaginar elevadores que nos trasladaran no solo en altura, sino entre dos puntos cualquiera de un edificio. Ya no hace falta seguir imaginando. La compañía Thyssenkrupp ha presentado Multi, el primer ascensor sin cables que se mueve en vertical y horizontal.

La demostración tuvo lugar en una torre de pruebas de 246 metros de altura, y allí se anunció que el primer Multi se instalará en el que pretende ser uno de los edificios más representativos de Berlín (Alemania), el East Side Tower, que se concluirá en 2020.

El sistema consiste en ejes que generan una corriente para que las cabinas se trasladen por levitación magnética, igual que lo hacen los trenes Maglev. Los sensores inteligentes controlan la propulsión y el frenado, a la vez que mantienen la distancia de seguridad entre las cabinas.

Y es que el Multi, más que un elevador, es un transportador cuyos habitáculos se mueven a unos 5 metros por segundo y que pasan cada 30 segundos por paradas situadas cada 50 metros. El concepto es parecido al del metro, con varias cabinas recorriendo los mismos ejes hasta que cualquiera de ellas cambia de dirección o altura.

“La era del ascensor dominado por un cable ha llegado a su fin 160 años después de su nacimiento. Los edificios podrán ahora evolucionar, alcanzar nuevas alturas, formas y propósitos”, ha asegurado el consejero delegado de Thyssenkrupp, Andreas Schierenbeck.

Ventajas para usuarios y arquitectos

Un estudio de la Universidad de Columbia demostró que los neoyorkinos perdían tres veces más tiempo esperando al ascensor que en el trayecto dentro del edificio hasta su puesto de trabajo.

Sus desarrolladores afirman que el Multi será capaz de aumentar en un 50% la capacidad de transporte, reduciendo drásticamente las esperas. Además, el sistema necesita tan solo el 40% de la energía que consumen los ascensores convencionales.

Este sistema no solo pretende ser una revolución para la movilidad urbana, sino también para la arquitectura. Como explica Javier Sesma, director del centro de Innovación de Gijón de Thyssenkrupp: “El reto que tiene la industria de la construcción hoy es que prácticamente el 50% de la superficie de un gran edificio está ocupada por instalaciones técnicas y en su mayoría (un 40%) son los huecos de los ascensores, lo cual resulta un uso muy ineficiente del espacio”.

Los huecos por los que se trasladan las cabinas del Multi son sensiblemente menores, de modo que se ganará aproximadamente un 25% de espacio útil. Por tanto el diseño de un gran edificio, en especial de los rascacielos, deberá basarse en una concepción diferente de las estructuras y la distribución.

Thyssenkrupp estima que cada día se mueven en ascensores mil millones de personas. La cifra irá en aumento ya que la población tiende a concentrarse en las grandes ciudades que crecen en vertical. No hay duda de que el Multi adelanta una gran revolución urbana.

Etiquetas