¿Qué medidas de seguridad deben tomar las inmobiliarias para su reapertura?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

El impacto del coronavirus en el sector inmobiliario impone unas nuevas medidas de seguridad en las agencias inmobiliarias, y los profesionales que antes lo normalicen parten con ventaja. En este sentido, el agente inmobiliario debe aprender a acercase a su cliente en la era del distanciamiento social con otras herramientas y normas.

No es tanto una cuestión de en qué fase de desescalada está el municipio, como de cuál va a ser el modelo de actuación en la nueva normalidad y las medidas de seguridad que van a tener que tomar las agencias inmobiliarias en su apertura.

Desde el Consejo General de los Coapis de España recomienda como principal principio de actuación: “Que las visitas se limiten a lo estrictamente necesario y con las mayores medidas de seguridad posible”.

Medidas de seguridad antes de la visita para la venta inmobiliaria

En el protocolo de seguridad indicado por el máximo organismo de los Apis de España antes de la visita para la venta inmobiliaria se recomienda:

  • En primer lugar, enviar por medio electrónico, o en su caso entregar, al cliente visitante una hoja informativa explicando las condiciones a las que está sujeta la visita. Entre ellas, se debe incluir las recomendaciones generales realizadas por las Administraciones Públicas para el control de la pandemia.
  • Limitar al máximo el número de personas. Además, el número de asistentes debe estar ajustado a la tipología del inmueble a visitar: no será igual en un estudio de 35 m2 que en una vivienda de 140. A la hora de hacer el cálculo se debe tener presente que el agente o su comercial forma parte del grupo.
  • En el supuesto de que la vivienda tenga ocupantes, informarles de que no podrán estar presentes durante la visita. En consecuencia, se recomienda acordar la hora en los momentos del día en que no está ocupada o, en caso de continuar en fase de desescalada, en las franjas horarias de paseo.

Medidas de seguridad durante la visita inmobiliaria

Por su parte, las medidas de seguridad que se tienen que tomar mientras se realiza la visita al inmueble son:

  • Durante la visita es imprescindible utilizar el material de protección: mascarillas (preferiblemente de tipo quirúrgico) y peúcos de un solo uso. Se aconseja hacer la entrega de ambos en el momento de la visita para aumentar su nivel de protección. También se debe disponer de gel hidroalcohólico.
  • Evitar los saludos con contacto físico y mantener un mínimo de dos metros de distancia interpersonal. Así como evitar tocar superficies o mobiliario, si lo hubiera.
  • En la medida de lo posible no visitar zonas comunitarias. Si resulta imprescindible, por cuanto son elementos relevantes para la operación, extremar las precauciones para evitar coincidir con el resto de ocupantes del inmueble.
  • Se recomienda subir por la escalera de servicio para acceder al inmueble, en caso de no utilizarlas, hacer uso individual del ascensor o por grupo familiar.
  • Anular la visita ante cualquier sospecha de síntomas de COVID-19. En el caso de que se muestren durante la visita (episodios de tos seca o fiebre, por ejemplo), se debe suspender inmediatamente.
  • Las recomendaciones del Consejo General de los Coapis de España finaliza con un importante apunte legal: se debe incorporar en la hoja de visita la leyenda, ‘’la visita se ha realizado con las medias de seguridad e higiene recomendadas’.

Una vez finalizada la visita, se debe desinfectar el inmueble, lo que resulta más sencillo cuando no está habitado.

Tendencias del sector inmobiliario para el post COVID-19

Es de suponer que al menos durante unos cuantos meses, el agente inmobiliario debe olvidarse de herramientas para la venta como las jornadas de puertas abiertas. Pero eso no es indicativo de que deba olvidarse de la promoción. 

SIRA (Spanish International Realty Alliance) ha presentado una serie de conclusiones sobre las tendencias que aguardan al sector inmobiliario. Son las conclusiones de unos encuentros online entre profesionales durante las últimas semanas. Según explica Francis Fernández, director general de SIRA, estos encuentros han sido “una excelente hoja de ruta para abordar con éxito las incertidumbres que nos plantea el futuro más inmediato y las crecientes exigencias que nos plantea el consumidor actual”.

De entre ellas hay varias de especial relevancia en el contexto de seguridad que analiza este texto:  

  • Digitalización. “La tecnología ha sido la gran lección de esta crisis. El COVID-19 ha logrado la transformación digital de la que llevamos años hablando y, en estas semanas, se ha instalado definitivamente en las empresas inmobiliarias”.

Desde SIRA se señala, además, la consolidación de la videoconferencia con los clientes y el uso de las redes sociales, incluso con vídeos en streaming, para dar a conocer los inmuebles.

  • Visitas online. Mientras dure el temor a las distancias cortas, la agencia inmobiliaria debe reorganizar su espacio de oficina para ofrecer un espacio que traslade confianza al cliente. Se imponen soluciones como teletrabajo, que descarga el número de personas en la tienda, y el uso de materiales de protección. Junto a estas medidas destaca la solución de visitas online, que permita un primer acercamiento a los interesados al inmueble, reservando la visita presencial para aquellos clientes con demostrado interés.

En definitiva, la recomendación es dar un paso definitivo hacia la omnicanalidad de la agencia inmobiliaria. Las inmobiliarias “están abocadas a combinar el entorno físico, de la agencia a pie de calle, con los múltiples canales digitales existentes: una web adecuada, un SEO perfectamente gestionado, una correcta presencia en las redes sociales y medios, un blog atractivo y capaz de atraer leads, una atractiva política de gestión de contenidos, etc.”.

Etiquetas