¿Por qué los españoles damos una nota solo del 6,7 a nuestros hogares?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Los españoles no estamos muy satisfechos con las características de nuestras viviendas. En concreto les damos una nota media de 6,7 sobre 10. El dato es el resultado de una encuesta realizada en 800 hogares y recogida en el estudio Quiero vivir mejor, elaborado por ‘Cuida tu casa’, una iniciativa del sector de la reforma puesta en marcha por la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac).

Las preguntas de la encuesta tenían que ver con el grado de confort, la contaminación acústica, el gasto de energía o la accesibilidad, entre otras cuestiones. Veamos los resultados con más detalle.

Hartos de ruidos

El 10% de los encuestados dan un 0 a la insonorización de sus viviendas. En general, se percibe que la mayoría está acostumbrada a convivir con ruidos. Un estudio del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) estima que en el 20% de los casos, la contaminación acústica la generan los vecinos, un problema que se solventaría colocando aislantes en las paredes.

Despilfarro de calor

La puntuación media sobre el confort térmico solo llega al 6,6, eso quiere decir que también existen demasiadas deficiencias en el aislamiento climático de las casas. De hecho, como apuntan desde ‘Cuida tu casa’, nueve de cada diez hogares sufren pérdidas de calor por no cumplir con las especificaciones del Código Técnico de la Edificación (CTE). Además, uno de cada diez hogares pierde temperatura de forma constante.

No se ahorra suficiente energía

Solo uno de cada cuatro encuestados está satisfecho con la eficiencia energética de sus casas, es decir, con la capacidad de rebajar en lo posible las facturas de la electricidad y el gas. La nota media en este apartado es del 6,5. La forma de mejorar ese resultado es emprender reformas en la envolvente de las viviendas (fachadas, ventanas y puertas).

Hace falta mejorar la accesibilidad y la ergonomía

Estos dos apartados de la encuesta reciben un 6,7, una nota aceptable a pesar de que, según el estudio, uno de cada 10 hogares reconoce graves problemas de accesibilidad, y de que un 7% de los encuestados no está nada contento con la ergonomía de su hogar por no cumplir con sus necesidades de descanso, seguridad y confort.

Casi notable en iluminación, ventilación y eliminación de residuos

Una vivienda tiene que cumplir estos tres requisitos para que se considere saludable. Una cuarta parte de los hogares consultados no lo consigue, lo que no impide que esos apartados reciban una nota del 6,8. Quienes han elaborado el estudio consideran que a menudo, aunque se reconozcan las carencias, finalmente tendemos a valorar nuestro hogar con cierta indulgencia.

Lo que resulta evidente es que hay mucho margen de mejora. Sin embargo, para subir la nota de nuestros hogares deberíamos comenzar por cambiar unos hábitos que nos llevan a cuidar del coche más que de la casa, como asegura un último dato del estudio: el 5% del presupuesto familiar se dedica al mantenimiento del vehículo y solo un 3% a las reformas del hogar.

Etiquetas