El papel del asesor fiscal en el proceso inmobiliario

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Comprar o vender una vivienda es una decisión importante en la vida de una persona. En algunos casos, incluso es determinante, no solo a nivel personal, sino también a nivel financiero. En este proceso, son muchos los aspectos a tener en cuenta, la mayoría de ellos desconocidos por los particulares. En estos casos, la figura del asesor fiscal es imprescindible para velar por nuestra salud financiera.

Qué es un asesor fiscal

La labor del asesor fiscal se corresponde con la de un orientador. Es el profesional que, como experto, puede aconsejar a la persona que desea vender o comprar una vivienda. Y así, orientarle en los diferentes asuntos fiscales y tributarios a los que tendrá quehacer frente en el proceso.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la persona que contrata al asesor fiscal es quien tiene la decisión final en todas las cuestiones y la responsabilidad de todas las decisiones.

Ventajas de contratar a un asesor fiscal

El objetivo de un asesor fiscal es conseguir que su cliente obtenga el mayor beneficio, optimizando el pago de impuestos de la operación. Pero también atenderá a que se cumpla en tiempo y forma con el pago de los diferentes tributos que afectan a estas operaciones, con el fin de que las personas implicadas no sufran sanciones o recargos por parte de la Agencia Tributaria.

Este, además, puede suponer un ahorro de tiempo, ya que puede ocuparse de todos los trámites vinculados al proceso de compraventa. En definitiva, puede hacer que los trámites se resuelvan de forma correcta y segura. Sin necesidad de derrochar dinero innecesariamente, al tiempo que se evitan los problemas legales derivados de la compraventa de la vivienda.

Funciones del asesor

Un asesor fiscal puede ser útil en múltiples cuestiones. Puede, por ejemplo, informar a su cliente de los factores financieros asociados a la compra o el alquiler de una vivienda. Además, puede ayudar a planificar la operación o, lo que es lo mismo, asesorar acerca del mejor momento para llevar a cabo la compra o la venta de una vivienda.

Como experto, puede ayudar a elegir el crédito hipotecario y la tipología de hipoteca que resulte más interesante. Su asesoramiento resultará fundamental a la hora de evitar la contratación de productos asociados como seguros o planes de pensiones. En este sentido, incluso puede negociar en nombre de su cliente con la entidad bancaria para conseguir el máximo beneficio.

También informará de aquellos impuestos que tiene que asumir tanto el vendedor como el comprador, y el riesgo asociado al proceso, con el fin de determinar si el proceso de compra o de venta de la vivienda resulta rentable en ese momento determinado.

Por otra parte, el asesor financiero también puede encargarse de redactar el contrato de compraventa o de realizar todos los trámites burocráticos previos necesarios, como asegurarse de que la vivienda que se desea comprar está libre de cargas o solicitar la información necesaria al registro de la propiedad.

Y, por último, tanto si su cliente compra como si vende el inmueble, se encargará de que pague lo estrictamente necesario en impuestos. Así, se beneficia de posibles ayudas o ventajas fiscales en caso de ser viable.

¿Es rentable contratar a un asesor fiscal?

En muchas ocasiones las personas deciden no contratar los servicios de un asesor fiscal en los trámites de compraventa de viviendas y se enfrentan al proceso desinformados o mal aconsejados por familiares o conocidos.

Al ser un acto tan importante para la salud financiera de una persona, contar con la ayuda de un profesional experto resulta muy útil. Con su visión global, este profesional no solo puede ahorrar tiempo, sino también contribuir a que el proceso sea lo más eficiente y óptimo para los intereses de sus clientes.

Etiquetas