Mirando hacia arriba en las ciudades

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Por eso, queremos invitarte a que en cualquiera de tus recorridos habituales, esos que ya conoces de memoria y en los que es difícil que te cueles por algún agujero, de vez en cuando te dé por poner tu mirada en las alturas. Estamos seguros de que vas a descubrir un nuevo “mundo” que aun estando ahí desde siempre e incluso conviviendo contigo estaba pasando totalmente desapercibido a tus ojos. Hoy te proponemos que en tu próximo paseo te animes a mirar hacia arriba.

Calle Ecuador

Es posible que encuentres cosas de las que antes te habías percatado, pero no desistas en la búsqueda porque también es muy posible que descubras vistas nuevas. Algunas de las cosas que habitan en las alturas de las ciudades observando a los caminantes son las siguientes:

  • Los carteles que dan nombre a las calles. Los hay que rememoran el pasado, muy artesanos o mucho más industriales pero lo curioso es que en cada lugar son muy diferentes. Es como si formaran parte de la identidad de la propia ciudad, como una especie de firma personal.

Cartel sudeste asiático

  • Los balcones y las terrazas. Un espacio de los hogares con acceso al público que refleja la personalidad y el espíritu de cada barrio. Paredes salpicadas de macetas, molinillos y móviles que se balancean con el viento, ropa tendida, jardines verticales, animales… Objetos que ofrecen mucha información sobre las costumbres de los que allí viven. Aunque no son solo los objetos decorativos los que nos cuentan cosas: los materiales y los diferentes estilos característicos del lugar nos hablan del tipo de meteorología y temperaturas a las que el lugar se somete.

Balcón Tenerife

  • Depósitos de agua, cajas de aire acondicionado y salidas de emergencia. En urbes repletas de rascacielos lo difícil es que no se nos vayan los ojos hacia arriba a buscar dónde acaban esos enormes edificios. Es el caso por ejemplo de Nueva York. Además de los rascacielos, los depósitos de agua junto con las escaleras de emergencia son algunos de los “extras” que representan las alturas de esta ciudad.
  • Azoteas, tejados y campanarios. Un reino independiente reservado a los gatos, a las aves que anidan y a todos aquellos que sueñan con recorrerlos emulando la escena de los deshollinadores de la película infantil Mary Poppins y que también es un símbolo de muchas ciudades. ¿Quién no ha soñado alguna vez con poder estar en alguna de las fiestas que se hacen en las azoteas de La Habana?

Azoteas NYC

  • El sello de identidad de los artistas urbanos. Para algunos no solo es importante el resultado final de la obra si no el lugar en el que ubicarla. No tiene la misma dificultad dibujar en un papel que en el muro de un edificio y, si no, que se lo digan a los artistas de los otros muros de Berlín.

Seguro que mientras lees esto has recordado muchas otras sorpresas que ya has descubierto de las que andan escondidas en las alturas de las ciudades, y es que en la ciudad, como en la vida, a veces solo es cuestión de poner la mirada en otra dirección para descubrir tesoros que siempre habían estado ahí.

Etiquetas