Los mercados que conquistan la Navidad

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

El colorido y la alegría de sus visitantes le convierte en protagonista de las fiestas. El paseo por el mercado de Navidad forma parte del ritual y, año tras año, siempre hay una buena razón para repetirlo: una nueva figura para el Belén, la iluminación más impactante para el árbol, los imprescindibles dulces o simplemente disfrutar de una tarde en familia dejándose llevar por el bullicio.

Os proponemos un recorrido por algunos de los mercados de Navidad más emblemáticos de nuestro país, pero la oferta es infinita. En toda la geografía crecen sus casetas de madera, todas iguales pero todas diferentes, ya que cada localidad imprime a su mercado un acento propio que lo convierte en único. No hace falta buscar ninguna excusa, pero te proponemos anudarte la bufanda y salir en busca de ese souvenirnavideño que convierta tu casa en una fiesta.

Madrid

  • Mercado navideño Plaza Mayor de Madrid: Parada obligada en el itinerario más castizo de estas fiestas, ofrece una amplísima selección de figuras y materiales para la confección del Belén o el árbol de Navidad, además de todo tipo de objetos para la decoración del hogar y objetos de bromas para los que disfrutan añadiendo un poco de sal gruesa a las fiestas. Estará abierto hasta el 31 de diciembre.
  • Mercado navideño en la Plaza de España: Cerca de 200 talleres presentan sus creaciones en esta cita organizada por la Comunidad de Madrid y que es reconocida como una de las más importantes de las celebradas en España. Cerámica, orfebrería, seda pintada, juguetes, cuero… Una oferta interminable para los amantes del producto único. Podremos acudir hasta el 5 de enero.
  • Mercadillo del Gato: Fuera del circuito municipal se celebra esta feria que cuenta con el aliciente de conocer un singular edificio de la Gran Vía madrileña: el antiguo Casino Militar, ubicado en su número 13. Aquí hace parada el Mercadillo del Gato, una iniciativa de carácter mensual y vocación nómada que abre sus puertas cada mes en un edificio histórico diferente. Para esta Navidad ha reunido una oferta centrada en el arte y joyería, alimentación, objetos vintage, decoración, cosmética y moda. Difícil salir sin haber dado con un regalo fetiche. ¡Ah!, muy importante, esta compra será solidaria, ya que apoya a la ONG Aldeas Infantiles.

Barcelona

  • Mercado de Navidad de Santa Lucía: También conocido como Feria de Santa Llúcia o de Navidad, es el escenario por excelencia para las compras más tradicionales en estas fechas: adornos, belenes y dulces.
  • Fira de Reis de la Gran Vía: Más de 130 años de historia para esta iniciativa que cuenta con dos zonas diferenciadas: mercado de juguetes (ubicado hacia la Plaza de Cataluña)y de artesanía (Plaza de España). Conocer la oferta de algunas de sus 200 paradas es un rito para los barceloneses.

Valencia

  • Mercado de Navidad del Mercado de Colón: Uno de los mejores mercados modernistas de la Península regala con su singularidad esta iniciativa donde comprar objetos de decoración y productos de gastronomía, si bien la artesanía es su principal reclamo. Cuenta con una atractiva oferta de actividades para los niños. Hasta el 5 de enero.
  • Mercado de Navidad en la Ciudad de las Artes y Las Ciencias: Hasta el 6 de enero se puede disfrutar de este mercado quese ha abierto hueco en el calendario festivo de la capital del Turia. Más de 30 puestos con una oferta variada que se incluye desde juguetes de madera a artículos vintageyunos coquetos foodtracks para los que quieran retomar fuerzas.

Sevilla

  • Sevilla Centro: Mercado Magia de Navidad: Dos emplazamientos emblemáticos como la Alameda de Hércules y la Plaza de la Encarnación (calles Imagen y Laraña) reúnen la típica oferta navideña, pero con ese colorido propio de la capital hispalense. Los que disfruten de compañía infantil, pueden optar por el primer emplazamiento, donde un paseo en camello o patinar sobre la pista de hielo aseguran la diversión. Se podrá disfrutar de él hasta el 5 de enero.

Bilbao

  • Mercado de Navidad de la Calle Bailén: Sus 40 casetas de madera se expanden a lo largo de esta vía frente a la Ría del Nervión exhibiendo el típico producto navideño, que en esta ciudad se enriquece con su gastronomía.
  • Feria de Santo Tomás: Sin duda es una de las tradiciones con más raigambre en todo el País Vasco. Esta feria, que se celebra el 21 de diciembre de cada año, se convierte en una oportunidad única para conocer la increíble oferta de alimentación ligada a la cultura del caserío. En Bilbao se ubica en la Plaza Nueva y en los alrededores de El Arenal.

Zaragoza

  • Mercado de Navidad de Zaragoza: Los sólidos muros del El Pilar dan cobijo al mercado más popular de la capital maña en la plaza del mismo nombre. La oferta de sus 48 puestos se completa con un singular belén con más de un centenar de figuras a tamaño real sobre una cuidada puesta en escena de más de 1.500 m2. Podremos verlo hasta el 6 de enero.

La Coruña

  • Mercado navideño de María Pita: Sus 20 puestos de arquitectura lapona confieren a este mercadillo coruñés un aire de singular morada de Papá Noel. En su oferta se mezcla la tradicional alimentación, artesanía y juguetes con propuestas más novedosas como la venta de esencias o instrumentos musicales. Estará abierto hasta el 4 de enero.
Etiquetas