Un paseo por los mejores mercados de Barcelona

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Los mercados de Barcelona son auténticos centros neurálgicos en los que confluyen vecinos y turistas. Modernistas, con historia, vintage, gastronómicos, de antigüedades o de flores, son lugares únicos para tomar el pulso a la ciudad

Estos son algunos de los mejores mercados de Barcelona. Los que sin duda merece la pena visitar sin prisas, disfrutando de un ambiente pintoresco y todo lo que tienen por ofrecer a cada paso.

La Boquería

Situado en el número 91 de La Rambla, desde el siglo XIII el mercado de La Boquería es, probablemente, el más conocido de la ciudad. El pórtico metálico modernista, de 1913, da paso a un lugar mágico, que en su día vino a satisfacer las necesidades de los comerciantes locales, que antiguamente tenían que vender sus mercancías al aire libre.

Centenares de turistas y vecinos de la zona se dan cita cada día en este mítico mercado. Frutas de mil colores, ensaladas ya preparadas, el mejor y más fresco pescado y marisco, y los puestos de dulces constituyen una auténtica tentación para los sentidos. Además, el visitante también podrá encontrar carnicerías y pescaderías tradicionales, de las de toda la vida, que comparten espacio con productos gourmet.

En las paradas de este mercado se puede desde degustar una tapa de garbanzos, a tomar unos boquerones fritos o unos churros con chocolate. Los precios no son los más baratos que se pueden encontrar en la ciudad, pero el lugar merece la pena.

Fira Artesana

Otro de los mejores mercados de Barcelona se sitúa en la Plaça del Pi, en pleno Barrio Gótico. Los primeros y terceros viernes, sábados y domingos de cada mes tiene lugar el mercado de la miel. Productores locales se acercan hasta esta coqueta plaza para vender sus productos naturales, principalmente miel orgánica e infinitas variedades de quesos caseros aromatizados. 

Mercat dels Encantats

En el número 69 de la Avenida Meridiana, los lunes, miércoles, viernes y sábados tiene lugar el que es considerado mejor mercado de pulgas de Barcelona. Allí puedes encontrar cualquier cosa que vayas buscando y también lo que jamás imaginarías que fueras a encontrar. 

Con tiempo y ganas uno puede toparse con auténticas joyas entre las antigüedades, la ropa de segunda mano o los productos vintage. Y quien quiera ver el lado más auténtico y curioso del mercado, no debe perderse las subastas, que se realizan los lunes, miércoles, viernes y sábados a partir de las 7:45 horas. 

En este mercado, el precio nunca es el que marca el vendedor en primera instancia. Regatear y llegar posteriormente a un acuerdo es de obligado cumplimiento. Pero para encontrar gangas y los mejores precios, lo mejor es madrugar. 

Mercat de la Concepció

En el Carrer Aragó huele a mil fragancias a medida que vamos acercándonos al número 313, donde se ubica este mercado de flores inaugurado en 1888, que nos recibe con una entrada de hierro siempre adornada con flores.

Admirar el colorido de sus puestos es algo que merece la pena, tanto si queremos comprar un ramo como si nuestro único objetivo es pasear y contemplar las flores más originales y extravagantes, o bien comprar algunas de las delicatesen que nos ofrecerán los productores locales. 

Mercat de Sant Antoni

Cuando los habitantes de Barcelona piensan en el mejor mercado de libros de la ciudad, este lugar es, probablemente, el primero que acude a su mente. En el número 1 la calle Comte Urgell, en el Eixample, todos los domingos de 8 a 15 horas, los lectores más empedernidos de la ciudad acuden a estos puestos para rebuscar entre miles de libros. 

Inaugurado en 1882 y sometido a una renovación hace una década, Sant Antoni acoge en realidad tres mercados en uno, por lo que también es posible encontrar comida para llevar y todo lo relacionado con coleccionismo de postales, sellos, revistas, cromos o videojuegos. 

El lugar donde se asienta el mercado hace que tenga un encanto especial. Se trata una nave de hierro unida por cuatro brazos rematados por una impresionante cúpula octogonal de estilo modernista y casi 30 metros de altura. Un escenario lleno de encanto para pasar la mañana curioseando.

Mercat de Santa Caterina

En un precioso edificio diseñado por el arquitecto Enric Miralles, en el número 16 de la avenida Francesc Cambó, encontramos uno de los mercados más antiguos de Barcelona, de principios del siglo XIX. 

Su peculiar techo de colores, de estilo gaudiniano, se elaboró con más de 300.000 piezas. El mejor marco para comprar carne y pescado, ya que tras su remodelación está más bonito que nunca. Si durante el recorrido te entra hambre, estás en el mejor lugar para hacer una riquísima degustación de productos típicos. 

Otros mercados que merecen la pena

Barcelona está llena de mercados que, por su arquitectura y ambiente, están llenos de encanto. Desde el Mercat de la Llibertat, en el barrio de Gràcia y con estética modernista, al Mercat de Galvany, en el barrio de Sarrià-Sant Gervasi, con una arquitectura inspirada en las grandes estructuras metálicas que decoraban las ciudades del siglo XIX. Y en Les Corts, el Mercat del Ninot, inaugurado en 1894 y uno de los más bulliciosos de la ciudad.

Entre los mejores mercados de Barcelona, los vecinos se mezclan con los turistas que se encuentran de paso. Hay quien va a hacer allí su compra diaria o semanal, y quien recorre los puestos por el simple gusto de dar un paseo en un lugar que permite ver la ciudad en su perspectiva más real.