Claves para mejorar la relación entre los profesionales de la reforma y sus clientes

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

El sector de la reforma en el hogar podría sumar unos 5.400 millones de euros al año si mejorara la confianza entre sus profesionales y el consumidor. Ha sido la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), la que ha decidido poner sobre la mesa una cifra que invita a la reflexión y que permitiría que las ventas anuales de este sector pasaran de los 18.000 millones actuales, a unos 23.000.

El 30% de las obras se posponen

La patronal achaca esta pérdida de negocio “a cerca de un 30% de las obras que se acaban posponiendo y en torno a un 40% que se inician con al menos tres meses de retraso”. Situación que para Andimac se produce por “las dudas de los ciudadanos a la hora de plantearse llevar a cabo una reforma”.

Para revertir estos datos, Andimac propone dar visibilidad al buen hacer de los profesionales del sector con campañas de comunicación que acerquen la realidad del sector a las necesidades de sus clientes. Un esfuerzo por comunicar más y mejor en un sector que, como recuerda, “nunca ha llevado a cabo políticas activas orientadas a la creación de mercado o al fomento de una demanda cualificada”.

En palabras de Sebastián Molinero, secretario general de Andimac, se trata de dar la vuelta a “un gran problema de fondo, a menudo invisible porque lo tenemos normalizado, es el escaso valor añadido de la cesta de productos para la construcción respecto a otros. Estamos ante un mercado de consumo, y el mayor enemigo del consumo es la falta de confianza”.

Desde esta asociación se anima a los profesionales de la reforma a reinventar la forma en que prestan sus servicios incrementando o visualizando el valor añadido ofrecido a sus clientes. Con esta práctica se pretende evidenciar las ventajas que confiar esa reforma y obra de mantenimiento a la experiencia de un experto ofrece en términos de calidad del resultado y tiempos de ejecución. Una vía para desactivar la tentación del propietario de la vivienda de abordar él mismo esas tareas.  

Profesionalizar la profesión de la reforma

Además del primer análisis en España para evaluar la relación entre las empresas distribuidoras de materiales y los reformistas, el I Informe Andimac identifica algunos de los puntos de mejorar en que trabajar para devolver a este mercado a un marco de confianza.

Minimizar el intrusismo profesional y formar y cualificar a la mano de obra, en especial a los jóvenes, son las principales acciones propuestas. La patronal anima al sector profesional a diferenciarse, volviendo a insistir en la importancia de ofrecer una mayor valor añadido que le diferencia de otros competidores que basan su propuesta de valor exclusivamente en “una agresiva política de precios”.

Para avanzar en esta línea, la patronal reclama apoyo de la Administración para “fomentar más y mejores profesionales, lo que contribuiría a crear empleos más estables y a lograr un modelo de negocio basado en un ‘ladrillo sano’ que garantice la sostenibilidad de la industria de la construcción”. 

Etiquetas