Mallorca, el lujo de vivir en una de las islas con mayor calidad de vida

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Con un clima privilegiado y un estilo de vida cosmopolita, se convierte en uno de los destinos más solicitados para vivir o veranear. Lo tiene todo: belleza, parques naturales, playas, ocio, cultura y unas sólidas infraestructuras. ¿Quieres conocerla más en detalle?

Un lugar lleno de rincones mágicos

Cuenta con un clima muy agradable, con temperaturas suaves durante todo el año gracias a su enclave privilegiado, por lo que disfrutar de los deportes al aire libre es habitual. También, cuenta con innumerables atractivos que no debes perderte, como la isla Cabrera y Dragonera, imprescindibles para los amantes de las aves exóticas y de los entornos naturales. O Capdepera, otro capricho situado al sudeste de Mallorca (a 75 km de Palma), con la particularidad de estar rodeado de preciosas calas cuyo azul se funde con el cielo. Recorrer sus acantilados es explorar un mundo de sensaciones, que dan paso a multitud de playas catalogadas con la “Bandera Azul”, concedida por la CEE.

Si prefieres explorar la sierra o hacer senderismo puedes visitar la sierra de Tramontana, un entorno perfecto para hacer running, o bien, contemplar las cuevas del Drach, donde se encuentra uno de los lagos subterráneos más largos del mundo. Y cuando cae el sol, puedes aprovechar para pasear por el centro y visitar la Catedral conocida como “La Seu”, con su precioso estilo gótico dominando la bahía de Palma, o bien puedes perderte entre sus callejuelas y culminar en la Plaza Mayor, de belleza incalculable. También es muy conocido el Castillo de Bellver, otra de las joyas que descansa en un bosque rodeado de pinos y con la particularidad de  que está flanqueado por cuatro torres de planta cilíndrica.

Una gastronomía deliciosa

Cada verano, 6 millones de turistas europeos aterrizan en Mallorca, lo que representa el 65% del turismo que hay en la isla. Por nacionalidad, los alemanes son los que más viajan aquí (3,4 millones) seguidos de los británicos (2,3 millones), escandinavos y suizos. No es de extrañar si tenemos en cuenta que la isla cuenta con una gran variedad de hospedajes, villas y hoteles que se adaptan a todos los bolsillos.

A la hora de degustar su cocina, turistas y autóctonos no se pueden resistir a saborear la sobrasada, la carne magra de cerdo o el frito mallorquín, cuya receta tiene más de 600 años de antigüedad. Se trata de carne de cerdo o cordero frita con patatas, pimientos rojos, guisantes, ajos, cebolletas y aceite de oliva, todo aderezado con un toque picante. Otro de los tradicionales platos es el arrós bru (o arroz sucio), cuyo nombre surge por el color del caldo, aunque su sabor recuerda a la gastronomía de puchero, ya que es un delicioso arroz caldoso que se prepara en una cazuela de barro, a fuego lento y a base de carne, verduras y embutidos. Como postre, un clásico: la ensaimada mallorquina, una receta que aseguran fue introducida en España por los musulmanes y de ahí su forma parecida a la de un turbante.

Trabajar en Mallorca

La tasa de paro se sitúa en el 13,8%, siendo una de las más bajas de España, con 4,8 puntos por debajo de la media, según el INE. El sector ocio sigue siendo uno de los pilares de la economía balear, donde la mitad de los puestos generados pertenecen a la hostelería y al comercio (hablamos de un total de 478.000 nuevos empleos creados en 2016). Sin embargo, la agricultura y el sector inmobiliario están creciendo con fuerza. Concretamente el sector de la construcción crecerá en 2017 un 3%. Datos que dibujan un horizonte bien claro para quien quiera trasladarse al archipiélago para trabajar.

Además, otra de las ventajas de la isla balear es que tiene un aeropuerto a tan solo 20 minutos del centro de la ciudad (a 8 kilómetros de distancia),de hecho, el aeropuerto de Palma es uno de los más transitados de nuestro país y ofrece multitud de conexiones con las principales capitales europeas.

Viviendas en Mallorca

Desde hace algunos años, existe una rígida política por parte del Gobierno Balear, donde por norma general se está protegiendo todo el litoral para no levantar urbanizaciones dentro de la ciudad. De hecho, Mallorca no tendrá suelo para edificar dentro de cinco años y el precio de la vivienda alcanza los 1.734 €/ m2, mientras que la media en Baleares es de 1.882€ /m2.

Etiquetas