La venta de viviendas de lujo en España sigue al alza

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La venta de las casas consideradas de lujo -cuyo precio supera el millón de euros-, ha crecido en nuestro país desde 2013 casi un 80%, según un informe publicado por Idealista, y parece que la tendencia continúa al alza. Además, en base a los datos de este informe, el precio medio de estas residencias también ha aumentado; aquellas que en el año 2011 tenían un precio de alrededor de 700.000 euros, se cotizan ahora en torno al millón de euros.

Las zonas más demandadas

Madrid, Barcelona, Málaga y Baleares están a la cabeza de las áreas con residencias prime, concentrando el 75% de las operaciones. “En la capital, la creación de organismos para atraer empresas e inversores, ofreciéndoles una fiscalidad ventajosa a raíz del Brexit, es algo que los compradores han valorado a la hora de invertir en el sector inmobiliario. Además, la estabilidad política, la falta de productos financieros interesantes y la confianza han sido factores clave para su recuperación”, asegura Javier Castellano, Director de Marketing y Comunicación de Gilmar.

La Costa del Sol sigue atrayendo a un cliente tradicional que no ha dejado de invertir a pesar de la crisis, especialmente en zonas como Marbella, donde pisos con más de 300 metros cuadrados son los preferidos para pasar las vacaciones por madrileños, seguidos de británicos, noruegos y alemanes. Y es que parece que la inminente salida de los británicos de la Unión Europea no ha afectado a este tipo de operaciones.

En la costa gaditana, el panorama es bastante alentador. En zonas privilegiadas como Sotogrande, muy del gusto de los compradores madrileños, los vendedores piden hoy un 34,9% más por sus viviendas que en 2013. Un crecimiento que parece seguir en positivo.

En la capital, las zonas de La Moraleja, Aravaca-Pozuelo, Salamanca y El Viso son las más demandadas. “En Madrid, existe una doble tipología de clientes. En primer lugar, los que optan por viviendas representativas, con muchos metros cuadrados, seguridad las 24 horas, y servicios y comodidades de todo tipo. Un ejemplo es La Finca, que cuenta con la mayor seguridad de Europa y es una de las zonas más reclamadas por estos ricos compradores. En segundo lugar, existen otros clientes que prefieren adquirir un piso donde la ubicación sea el factor clave; una casa o chalet de grandes dimensiones con todo lujo de detalles, pero eso sí, con todos los servicios cerca: comunicaciones, transporte y hospitales”, añade Javier Castellano.

Pero además del cliente nacional, son venezolanos y chinos quienes muestran una gran preferencia por la capital. Por el contrario, en Sevilla y Cádiz, el comprador nacional gana la batalla y son los más interesados en adquirir una casa como segunda residencia o como inversión, con la esperanza de que en unos años puedan revalorizarla al menos en un 20%. Nada que ver con Marbella, donde parece que el cliente europeo que optaba por la Costa Brava se decanta ahora por la Costa del Sol.

 

Viviendas para todos los gustos

Según Idealista, las preferencias de los compradores se resumen en que el 87% de las casas tienen cuatro o más dormitorios, el 65% tiene entre 200 y 600 m2 (subíndice) y solo una de cada diez tiene una superficie superior a los 900 m2 (subíndice). En Madrid, los precios oscilan entre los 3.000€ y los 6.000€ el m2 (subíndice), dependiendo de la zona y del estado del inmueble. En Sevilla, un piso céntrico de unos 200 m2 (subíndice) puede costar entre 400.000 y 700.000 euros, aunque en las zonas más privilegiadas de la capital hispalense el m2 (subíndice) puede llegar a los 4.000 euros.

Evidentemente, el poder adquisitivo de los compradores también influye en la recuperación del sector, al tiempo que agiliza las ventas. “En Marbella” –concluye Javier Castellano- “tenemos una villa en primera línea de playa, con un patio árabe, 1.500 m2 distribuidos en una sola planta, siete habitaciones, nueve baños, spa, piscina climatizada, haman, gimnasio, pabellones para invitados, zona para el servicio, con un precio de 17 millones de euros.” Sin duda, un lujo al alcance de unos poco privilegiados “que no necesitan financiación para cerrar este tipo de operación”. Hablamos de compradores extranjeros, principalmente de origen árabe y ruso, también atraídos por el buen clima, la seguridad y la discreción que encuentran en la Costa del Sol.

Según la Consultora Inmobiliaria Internacional (CBRE), los fondos europeos están tomando posición y ven en Madrid una gran oportunidad para invertir, dándole el tercer puesto a la capital por detrás de Berlín o Dublín en la lista de ciudades preferidas para los inversores inmobiliarios.

Etiquetas