La historia de España a través de sus edificios más emblemáticos de piedra

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

¿Quién no conoce la Alhambra de Granada, El monasterio de El Escorial o el Acueducto de Segovia? Con motivo de la fiesta del 12 de octubre, os traemos un post especial con algunos de los edificios más representativos construidos en piedra que podemos encontrar en un recorrido de norte a sur por España. Pero además de tener en común el noble material que dio origen a su construcción, estos monumentos han sido testigo de la historia de nuestro país a través de quienes habitaron entre sus muros: sultanes, caballeros, reyes, clérigos… ¿Quieres descubrir algunos de los secretos mejor guardados a través de este bello recorrido arquitectónico?

 

  1. La Alhambra, Granada

Su nombre significa en árabe “castillo rojo o bermellón” debido al color de la piedra con la que fue construida. Es un magnífico ejemplo de obra amurallada, formada por suntuosos palacios y admirables jardines en los que el agua fluye como un elemento arquitectónico más. Su origen se remonta al siglo IX, cuando un ejército militar encontró este emplazamiento en lo que hoy es uno de los barrios más bellos de Granada, el Albaicín. Desde ahí, podría defenderse de cualquier ataque. El verdadero artífice de la Alhambra fue el sultán Muhammad Ibn Nasr, fundador de la dinastía nazarí y conocido como el “Victorioso de Dios”. Bajo su reinado, se iniciaron las obras de construcción de la zona palaciega, dejando un legado arquitectónico que es Patrimonio de la Humanidad desde 1984.

 

  1. Sagrada Familia, Barcelona

Resulta imposible pasar por delante de la Sagrada Familia y no quedarse sin palabras. La verticalidad que tiene esta majestuosa iglesia se debe al deseo de su autor, Antonio Gaudí, de elevarlo hacia Dios con el fin de que se fundiera con el cielo. El arquitecto quiso comunicar el mensaje evangélico a través de la arquitectura, para lo cual apostó por formas geométricas inspiradas en la naturaleza, sin olvidarse del color y de la luz. Esta obra es una las más importantes de Gaudí y uno de los monumentos más visitados de la ciudad condal, ya que además de su belleza, su construcción está plagada de anécdotas. Quizá la más llamativa es que se trata de una obra inconclusa desde 1926, año en el que su artífice falleció en trágicas circunstancias, atropellado por un tranvía. Hoy en día, su continuidad se debe a las donaciones privadas y a las visitas, y se prevé que quede finalizada en 2026 coincidiendo con el centenario de su muerte.

blog-anida-bbva-vivienda-Sagrada-Familia

 

  1. Acueducto de Segovia

Sus 166 arcos de piedra dan la bienvenida a la ciudad de Segovia, coronando su entrada de manera solemne. Pero su verdadera construcción se debió a la necesidad de abastecer al pueblo de agua, ya que su fin era transportarla desde el manantial de la Fuenfría, situado a 17 kilómetros de Segovia, hasta la propia ciudad. El Acueducto fue obra de los romanos, quienes tuvieron que tallar piedra a piedra para que cada una ejerciera la presión suficiente sobre la anterior con el fin de que la construcción fuera totalmente sólida y no se viniera abajo. En total, 20.400 bloques de granito componen este monumento, considerado por muchos como una de las joyas de la ingeniería civil española y uno de los símbolos más importantes para los segovianos, que lo han incorporado a su escudo.

blog-anida-bbva-vivienda-acueducto

 

  1. Mezquita de Córdoba

La mezquita de Córdoba es uno de los ejemplos más admirables de arquitectura musulmana que tenemos en España. Su interior, un bosque de elegantes columnas coronado por arcos bicrómaticos de piedra y ladrillo, no deja indiferente a ningún visitante. Comenzó a construirse en el año 785 por el emir omeya Abderramán I y se fue ampliando en siglos posteriores por parte de los sucesivos califas. En 1236, con la Reconquista, comienza su transformación hacia edificio cristiano. En el siglo XVI se construye la catedral en el centro del templo musulmán, alterando su fisonomía para adaptarla al culto y la liturgia católica. Como curiosidad, hay que destacar que se orientó hacia el sur en lugar de hacia La Meca, probablemente por las dificultades del terreno en el que está ubicada, y que es una de las mezquitas más grandes del mundo, junto con La Meca y la Mezquita Azul de Estambul.

blog-anida-bbva-vivienda-mezquita-de-cordoba

 

  1. El Monasterio de El Escorial, Madrid

El complejo real está formado por dos palacios, una basílica, un panteón, una biblioteca y un monasterio. El Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial es paradigma de arquitectura renacentista en España. Comenzó a levantarse entre 1.563 y 1.584 y su impulsor fue el rey Felipe II, que vivió allí sus últimos días. Su artífice fue el arquitecto Juan Bautista de Toledo y posteriormente Juan de Herrera. Por su gran perfección y valor simbólico, siempre se ha visto envuelto de un halo de misterio dando lugar a todo tipo de especulaciones mágicas y esótericas. A finales del siglo XVI fue considerado la Octava Maravilla del Mundo y hoy en día, es uno de los monumentos más visitados de la Comunidad de Madrid.

blog-anida-bbva-vivienda-el-escorial

 

  1. Catedral de León

Es un grandioso ejemplo de estilo gótico refinado o de influencia francesa que podemos encontrar en nuestro país. La catedral fue construida en el siglo XIII sobre unas ruinas que había en la ciudad. Quizá una de las características más importantes de la Catedral de León se encuentra en su interior, pues sus artífices trataron de reducir al mínimo los muros y sustituirlos por bellas vidrieras de colores, hoy, veneradas por todo el mundo. Otra de sus curiosidades es que las dos fachadas principales que componen el templo contienen torres de diferente tamaño y estilo. El motivo es que ambas se construyeron en siglos diferentes: la Torre de las Campanas situada en la fachada norte fue la primera en ser acabada, mientras que la Torre del Reloj, en la fachada sur, finalizó cien años después. Hoy en día, es uno de los monumentos más visitados de la ciudad y de paso para los peregrinos que inician su camino hacia Santiago.

blog-anida-bbva-vivienda-catedral-de-leon

 

  1. Muralla de Ávila

La muralla de Ávila, que rodea el casco antiguo de la ciudad, es considerada por muchos historiadores como el complejo medieval amurallado mejor conservado de España. Durante la Edad Media, Ávila fue testigo de importantes cambios: se construyeron iglesias, la Catedral, el Alcázar y también la fortaleza que servía para defender la ciudad de cualquier ataque enemigo. Actualmente, podemos recorrer gran parte de este cercado, encontrándonos con estos importantes elementos: la Puerta del Alcázar, que da directamente a la Plaza del Mercado Grande; el Cimorro y Puerta del Peso de la Harina: y la Puerta de San Vicente. Hoy en día, es propiedad del Estado aunque algunos tramos son privados. Y tanto la muralla, como el casco antiguo y algunas iglesias han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad.

blog-anida-bbva-vivienda-avila

 

  1. La Giralda, de Sevilla

La Giralda es el campanario de la Catedral de Santa María de Sevilla y representa la combinación de dos estilos (procedentes de dos religiones que convivieron muchos años en Andalucía): el almohade y el cristiano. En lo alto de la Giralda se encuentra el Giraldillo, la escultura que corona, a modo de veleta, este hermoso campanario. De gran belleza, sobre todo con su iluminación nocturna, la Giralda fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987 para orgullo de todos los andaluces y es un monumento de obligada visita en Sevilla, pues se vislumbra desde cualquier rincón de la ciudad gracias a sus 101 metros de altura.

blog-anida-bbva-vivienda-giralda

 

 

Etiquetas