La hipoteca que los jóvenes buscan en la actualidad

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

El estudio ‘Millennials Project’, realizado por BBVA, analiza los hábitos de los llamados millennials, jóvenes entre los 20 y los 35 años que están demandando cambios económicos y sociales profundos. Como explica María José Jordá, responsable de ese estudio, “en realidad millennial no es exactamente una generación, sino una forma de pensar que pronto habrá convertido a toda la sociedad. Entender a la generación millennial es entender cómo serán tus futuros clientes”.

Sus conclusiones describen a unos jóvenes que asumen la movilidad y la flexibilidad como parte de sus vidas, que esperan tratos justos y honestos en sus relaciones laborales y comerciales, que odian los procesos largos y farragosos, y que ya no conciben el mundo sin la tecnología.

Es un perfil que ayuda a entender a los nuevos compradores de vivienda y, por tanto, a quienes en los próximos años van a solicitar una hipoteca. No es de extrañar que coincida en gran medida con otro estudio, este realizado por la plataforma Pisos.com, sobre el vínculo que quieren establecer con el banco que les facilite el préstamo. Esto es lo que demandan:

1. Información precisa

Desean que toda la información sobre los productos financieros figure en la web del banco, en términos claros, sin letra pequeña. Deberán recogerse todas las condiciones y los gastos asociados. Lo ideal es un simulador que les permita averiguar de inmediato qué cuota pagarían según la cantidad que necesiten y el tiempo de amortización.

2. Gestión online

Quieren evitar los desplazamientos a la entidad bancaria y los farragosos papeleos. La gestión del préstamo debería ser online, es decir, que exista la posibilidad de enviar los documentos necesarios de forma telemática, de manera que solo se precise su presencia en la firma de la escritura ante notario. Incluso es posible que este último trámite pronto pueda realizarse a través de videoconferencia y firma digital.

3. Respuesta rápida

No tienen demasiada paciencia para esperar la respuesta del banco sobre la concesión del crédito. Ellos relacionan una organización eficaz y un buen trato al cliente con la adecuada gestión del tiempo, un factor a tener en cuenta también a la hora de decidirse por una entidad u otra.

4. Sin demasiadas exigencias

Rechazan toda vinculación que vaya más allá de pagar sus cuotas mensuales, por eso no les gusta que les exijan un aval, o que asocien su hipoteca con seguros de vida o de hogar, o planes de pensiones.

5. Prefieren el interés fijo

Desconfían de las variaciones de los mercados financieros. Tienen un presupuesto limitado y prefieren saber a qué atenerse en los próximos años sin estar pendientes de las fluctuaciones del Euribor. Por eso la mayoría de los millennials se inclina por los tipos de interés fijos.