La Casa Tetris: apila bloques para construir tu vivienda ideal

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Desde cualquier edificio alto de El Cairo se puede apreciar cómo muchas casas están coronadas por muros de hormigón y ladrillo inacabados, y los pilares emergiendo de ellos como dedos apuntando al cielo. De esa forma, los propietarios preparan la estructura para ampliar la vivienda con nuevos pisos cuando cuenten con más presupuesto o cuando las necesidades familiares exijan más espacio.

El arquitecto holandés Janjaap Ruijssenaars, del estudio Universe Architecture, reflexionó sobre esta idea: crear casas que, en cualquier momento, puedan aumentar su superficie con facilidad, hacia arriba o hacia los lados, superponiendo o encajando nuevos bloques como el viejo juego del Tetris.

Ese proyecto ha tenido un laborioso desarrollo técnico hasta poder presentarlo en sociedad hace unas semanas. La Casa Tetris, como se ha bautizado, es un ingenioso ejercicio de simplicidad arquitectónica.

Sistema modular

Parte de un bloque central de hormigón y bandas de acero en las fachadas. Esas bandas sirven de anclaje para otros módulos que se instalan por encima o a los lados, en paralelo o en perpendicular a los anteriores, según el diseño realizado a partir de las especificaciones del propietario.

Por ejemplo, podría empezarse con dos bloques en los que se instale el salón, un dormitorio, cocina y baño. Si la familia crece, puede colocarse otra habitación sobre la zona del dormitorio principal, con otro módulo al lado para el baño y una zona de juegos.

El equipo de Ruijssenaars recomienda que se haga una planificación detallada para que la casa crezca siguiendo un patrón, de manera que se ahorre tiempo y dinero en las nuevas instalaciones.

En todo caso, al trabajar con estructuras móviles se podría reconfigurar las viviendas, de tal manera que se cambiara la ordenación para subir con una grúa el dormitorio principal a un segundo nivel, colocar el de los niños a nivel de calle y ubicar el despacho en el primer piso.

Las fachadas están acristaladas, pero la estructura de bandas de acero permite adosar balcones, barandillas o persianas al extremo del techo o del suelo de cada bloque, lo que proporciona muchas posibilidades para cambiar también el diseño exterior de la vivienda.

La Casa Tetris está concebida para que tenga una superficie media de 175 m2 en un terreno mínimo de 15 x 15 metros. El coste no solo dependerá de la extensión, sino de las especificaciones geográficas de donde se levante (zonas urbanizadas o aisladas, coste de la mano de obra local…). En todo caso, Janjaap Ruijssenaars asegura que el precio final siempre será inferior al de una casa tradicional gracias a la simplicidad del sistema.

El ahorro se incrementa porque los módulos están construidos según las normas de climatización pasiva, es decir, buscando la máxima eficiencia energética y la autosuficiencia en el consumo, de modo que no necesitaría suministro exterior y, por tanto, podría ubicarse casi en cualquier lugar.

Etiquetas