Invierte en tu nueva vivienda con Haya Real Estate y Sareb

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Cada trimestre, el Banco de España calcula la rentabilidad total de una vivienda sumando la rentabilidad que proporcionaría alquilándola y la ganancia (plusvalía) que obtendría si se vendiera. La media de los tres primeros trimestres de 2019 ofrece una rentabilidad del 9,4%. Ninguna otra inversión se acerca a esa cifra.

Un estudio realizado por la plataforma Fotocasa muestra la consecuencia de esa realidad de mercado: durante 2019, el 10% de las compras de viviendas ha sido como inversión, el mismo dato que las compras de segunda residencia (también un 10%). El 79% de los compradores se ha lanzado a realizar esta operación por la alta rentabilidad de los alquileres.

Comprar = rent(h)abilidad

El atractivo de la inversión inmobiliaria es evidente, aunque no todas las propiedades ofrecen el mismo retorno. Hay que conocer bien el mercado para obtener la máxima rentabilidad, por eso es conveniente que quienes estén interesados en este tipo de operaciones acudan a expertos que dispongan de las mejores ofertas. 

Ese es precisamente el propósito de Rent Habilidad de Sareb, con la que hallar opciones de mercado que pueden hacer aún más rentable la inversión. Dedicadas al pequeño inversor, varias de las viviendas de esta campaña cuentan con descuentos de hasta el 25%. Este puede ser el momento perfecto para invertir y ser rentables en la nueva vivienda.

Dentro del catálogo de inmuebles, se encuentran tanto viviendas de segunda mano como de obra nueva, situadas en diferentes enclaves de la península. ¿Cuáles son, entre otras, las más destacadas?

  • En Gandía (Valencia), un piso de tres dormitorios y dos baños situado en el edificio residencial Playa de Gandía, por 195.200 euros, un 16% más barato partiendo del precio original.
  • En Badajoz, un piso de cuatro habitaciones y dos baños, con terraza y garaje incluidos en el precio, por solo 84.000 euros, un 15% más barato.
  • En Alcorcón (Madrid), se vende un dúplex de cuatro dormitorios y tres baños por 337.000 euros, un 7% de descuento a partir del precio original. Incluye trastero, garaje, piscina comunitaria y se encuentra bien comunicada, con conexiones de metro, cercanías Renfe y fácil acceso a la M-50 y la M-506.

Motivos para invertir

El 70% de los compradores-inversores lo ha hecho con la intención de alquilar la propiedad por un periodo largo. El 15% ha preferido probar en el mercado del alquiler vacacional. Todos ellos confían en que se mantenga la alta rentabilidad actual. De hecho, el Banco de España apunta que en 2020 probablemente los precios del alquiler tocarán techo, aunque seguirán ofreciendo un buen rendimiento para estos inversores.

Un 15% restante de los inversores en vivienda opta por mantener la propiedad cerrada a la espera de que aumenten los precios de venta, porque no quiere afrontar las dificultades que puede conllevar negociar con los inquilinos y, sobre todo, por no arriesgarse a posibles impagos.

Tipo de vivienda y ubicación

En el 82% de los casos, los inversores se inclinaron por la vivienda de segunda mano; solo el 18% prefirió la de nueva construcción. La razón más habitual es que la vivienda usada puede ofrecer buenas oportunidades de mercado o, en su caso, la posibilidad de rebajar el precio en la negociación, algo que es mucho menos frecuente cuando se trata de una promotora inmobiliaria.

Un 34% de las viviendas adquiridas como inversión se ubicaba en la ciudad de residencia del inversor. En el 27% de los casos, incluso en el mismo barrio donde el comprador tiene su casa habitual. Otro 15% la ha adquirido en una localidad próxima. Es evidente que la cercanía es un factor importante para gestionar los asuntos con los inquilinos o los posibles futuros compradores.

El estudio de Fotocasa aporta otras datos interesantes que dibujan un perfil más preciso de esos inversores inmobiliarios. Por ejemplo, el 59% son hombres con una media de edad de 45 años y alto poder adquisitivo: sus ingresos mensuales son de entre 5.000 y 8.000 euros. La mitad de ellos vive en pareja y tiene hijos. El 33% cuenta, además, con otras dos viviendas en propiedad; el 11%, con tres casas, y un 22% tiene más de tres.

Etiquetas