Google quiere que controles tu casa solo con la voz

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

En Regreso al Futuro II, Marty McFly descubre que su casa de 2015 puede controlarse a través de un asistente virtual. Solo con la voz puede poner música, controlar las luces o hacer una llamada.

Tal vez los guionistas de la película fueran unos visionarios porque Google parece que está haciendo realidad lo que entonces parecía un simple juego de ciencia ficción. En mayo, los directivos de la compañía hicieron una presentación del sistema que puede revolucionar el hogar: Google Home.

En primer lugar explicaron el funcionamiento del Google Assistant, el dispositivo que serviría como centro de control. Se pueden instalar varios en las diferentes estancias de la casa para una cobertura total y se activarían solo con pronunciar el nombre con el que le bautizáramos (por ejemplo, Pepe).

Su micrófono dispone de un sistema de reconocimiento de voz que registra nuestras peticiones y las procesa a través de la red de software de Google Home, que está sincronizada con el teléfono móvil, la tablet y el ordenador, y a la que puede estar conectado también cualquier otro dispositivo eléctrico.

“Las tareas cotidianas van a ser más sencillas. Se podrán poner alarmas y será compatible con termostatos o cualquier otro aparato. Solo con tu voz”, ha asegurado Mario Queiroz, responsable de Producto de Google.

Los avances deben ir en esa dirección: desarrollar el ‘internet de las cosas’ para lograr la hiperconexión del hogar. Por ahora, el asistente tiene unas funciones limitadas: búsquedas de información, obtención de datos, reproducción de vídeos o de música de nuestra biblioteca o de plataformas como Spotify.

Pero esto solo acaba de empezar. Como ha apuntado Queiroz, Google Home puede llegar a abarcarlo todo implementando sistemas inteligentes y aplicaciones virtuales en el televisor, los electrodomésticos, los sistemas eléctricos y de climatización, las cerraduras o las persianas.

Sabría cuándo nos aproximamos a casa por la geolocalización de nuestro móvil o de nuestro coche. Nos abriría la puerta del garaje o de la vivienda al detectar nuestra presencia o porque se lo ordenamos al asistente virtual del smartphone.

Ya dentro, solo tendríamos que saludar a Pepe y pedir lo que deseáramos: “Sube las persianas” “Aumenta en un grado el aire acondicionado”. “Enciende las luces de la cocina”. “Calienta el horno”. “Pon mi música favorita”. “Envía un whatsapp a mi pareja para decirle que yo preparo la cena”.

La propuesta de Google es más avanzada y ambiciosa que el Amazon Echo, también un asistente doméstico que fue presentado hace un par de años y que no parece tener el desarrollo esperado.

Ahora el mundo tecnológico espera la respuesta de Apple, el otro gigante dispuesto a introducirse en nuestros hogares. Por ahora solo ha dado un atisbo de lo que pretende con su HomeKit, que utiliza a Siri para controlar desde el smartphone algunas funcionalidades de la casa.

La batalla va a comenzar y eso hará que los avances sean más rápidos y, quizá, más sorprendentes.

Etiquetas