Estas son las 10 ciudades más ‘verdes’ del planeta: ¿qué las hace diferentes?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Habitabilidad y sostenibilidad. Estos son los dos conceptos fundamentales con los que deberían diseñarse las metrópolis del futuro. Son ya muchas las urbes conscientes de que se enfrentan a un desafío que tiene que ver con el consumo de energía y agua, el transporte, la contaminación, el reciclado y la arquitectura. Pero algunas van por delante en la puesta en marcha de medidas ecológicas.

El Grupo de Liderazgo Climático (C40), una organización que agrupa a más de 80 ciudades (unos 600 millones de personas) comprometidas con la lucha contra el cambio climático, ha premiado a las que considera los 10 referentes de esa necesaria transformación verde. Estas son las ganadoras:

  • Estocolmo. Son varios los motivos que hacen de la capital sueca un ejemplo de sostenibilidad: su amplia red de puestos de carga para favorecer los vehículos eléctricos; sus extensos espacios verdes; sus casi 800 kilómetros de carril-bici… El aeropuerto, Arlanda, fue el primero en obtener la Certificación de Emisión de Carbono para aeropuertos y han creado una guía ecológica para que los turistas tengan una experiencia eco-friendly.
  • Ciudad del Cabo. Destaca por su gestión del agua, con un programa que comenzó hace 10 años y que promueve desde la participación ciudadana respecto al consumo, hasta la inversión en la red pública y privada de abastecimiento. El objetivo es reducir al mínimo las pérdidas, además del tratamiento de las aguas residuales.
  • Rotterdam. La localidad holandesa está demostrando que el crecimiento puede ser verde. Existe un protocolo para evaluar cualquier medida urbanística (construcción, actividad comercial, transporte…) según una estricta normativa que regula el impacto sobre el medio ambiente. Por eso la ciudad se ha convertido en un laboratorio de arquitectura sostenible.
  • Nueva York. Está invirtiendo mil millones de euros anuales en desarrollar un plan de eficiencia energética en más de un millón de edificios: mejora de aislamientos térmicos, sistemas de control del consumo, producción renovable… Aunque paseando por sus calles, cualquiera diría que puede colarse en este Top Ten.
  • Vancouver. Ha diseñado un plan para llegar a ser la ciudad más verde del planeta en 2020. Tiene tres objetivos esenciales: eliminar por completo el uso del carbón, el reciclaje total de los desechos (cero residuos), y crear un ecosistema saludable reduciendo al mínimo la contaminación y promoviendo una alimentación biológica.
  • Johannesburgo. Ha recibido el premio por sus iniciativas para promover el uso de energías limpias, como el biogás en el transporte y la electricidad fotovoltaica. Sus objetivos para reducir las emisiones contaminantes son muy vehementes.
  • Washington. El 30% de la energía que consuma la ciudad durante los próximos 20 años procederá de un colosal parque eólico considerado uno de los proyectos más ambiciosos de Estados Unidos. Además, se prevé que los residentes ahorren 45 millones de dólares en dos décadas gracias a la reducción de las tarifas eléctricas.
  • Boston. Es el prototipo de smart city, en el que a través de redes inteligentes se recopilan ingentes cantidades de información sobre el funcionamiento de la ciudad para elaborar planes de consumo eficiente, mejora de infraestructuras y producción energética limpia.
  • Wuhan. Es una de las ganadoras por su plan para convertir un inmenso vertedero a las afueras de esta ciudad china en una demostración de urbanismo ecológico, con espacios verdes y construcciones sostenibles. Se han necesitado años de limpieza ambiental y purificación del suelo, pero el objetivo merecía la pena.
  • Nanjing. Otra ciudad china como referente de sostenibilidad, en este caso por su ambicioso proyecto de movilidad limpia: ha habilitado más de 4.300 vehículos eléctricos para el transporte público, con cientos de puestos de recarga.
Etiquetas