España está cambiando: los jóvenes prefieren alquilar

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La sociedad española está cambiando. Ser propietario de una vivienda ya no es un objetivo importante para gran parte de los jóvenes que se independizan. Estudios y encuestas ponen en relevancia el crecimiento del alquiler como opción prioritaria.

De este tema y otros relativos al sector, estuvieron dialogando expertos el pasado jueves 26 de enero durante el 3er Encuentro del Sector Inmobiliario organizada por el IESE. En ella la fundadora de Azora, Concha Osácar, señaló que “No van a comprar casas todos los jóvenes porque está cambiando el paradigma de la vivienda. Los jóvenes no se plantean comprar viviendas; la gente ha cambiado la percepción de esta materia”, explicó. Concluye que para dar solución a este problema es necesario un pacto de Estado donde la administración debería tener el liderazgo y calcula que España debería tener 1,2 millones de viviendas en alquiler en los próximos diez años.

De hecho, según el informe ‘Los españoles y su relación con la vivienda’, elaborado recientemente por Fotocasa, el 44% de los menores de 30 años todavía no se ha independizado y según el Observatorio de la Emancipación del Consejo de la Juventud esta cifra sigue aumentando.  Así mismo, la consultora CBRE acaba de hacer público un informe basado en cientos de entrevistas, del que se desprende que el 80% de los llamados millennials (jóvenes menores de 35 años) no desean o creen que no podrán adquirir una vivienda.

En otra entrevista Juan Fernández-Aceytuno, director general de Sociedad de Tasación confirmó que “el ratio de esfuerzo para acceder a la vivienda ha bajado, pero los que se han beneficiado son los mayores de 35 años, que aprovechan para cambiar su primera vivienda por otra con una hipoteca de menor cantidad –explicaba en una entrevista–. Por otro lado, se percibe un cambio sociológico. Muchos que podrían comprar prefieren no hacerlo. Forman una generación que analiza las cosas de forma muy distinta: prefieren pagar por un servicio que tener la propiedad, y también dedicar su dinero a disfrutar o a otras formas de inversión que les aten menos que la vivienda”.

Los investigadores entienden que este creciente interés por el alquiler se debe además de a los mencionados motivos económicos (inseguridad en el trabajo, bajos salarios…), a un cambio de mentalidad que tiene que ver con la mayor movilidad laboral y a una cultura consumista que les lleva a variar las prioridades sobre su ahorro.

La tendencia parece clara, sin embargo la llegada de los hijos sigue impulsando mayoritariamente la compra como mejor solución residencial para este grupo de población. Lo demuestra el estudio ‘Dime con quién vives y te diré cómo es tu hogar. Radiografía de las viviendas de las familias españolas’, elaborado por la División de Hogar de Línea Directa Aseguradora.

Según sus datos, el alquiler crece en las preferencias de los que forman los nuevos grupos familiares: el 45% de los dinks (parejas trabajadores sin hijos) y el 38% de los singles son inquilinos, frente al 17% de las familias con hijos.

Sin embargo, diversos estudios confirman que en torno al 80% de los compradores precisan solicitar un préstamo que supone entre el 50 y el 80% del valor de la vivienda. Ante esta situación parece lógico que el mercado busque adaptarse a esta nueva realidad y como respuesta a la necesidad de apoyo a los jóvenes para adquirir vivienda, BBVA ofrece soluciones de financiación ajustadas a la situación, con condiciones favorables y de hasta el 100% del coste de la vivienda.

Etiquetas