Energía solar térmica, placas solares en casa

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Hablar de la energía solar térmica es hablar de una de las tecnologías renovables que mayor implantación tiene en nuestros hogares. En marzo de 2006, entró en vigor el Código Técnico de la Edificación (CTE), que hizo obligatoria su instalación en todas las edificaciones de nueva construcción.

¿Qué diferencia hay entre la energía solar térmica y la fotovoltaica? Ésta última es la que aprovecha la radiación solar en forma de electricidad, mientras que la solar térmica, convierte la energía proveniente del sol en calor útil para las instalaciones de agua caliente sanitaria (ACS) y calefacción.

Una de las principales dudas que surgen por estas instalaciones, por ejemplo, al abrir un grifo, es si el agua se habrá calentado con energía solar o no. La respuesta dependerá de dos factores fundamentales:

  • La época o estación del año: en verano, la radiación solar es grande y, por lo tanto, la mayor parte del agua caliente proviene del sol.
  • Zona geográfica de nuestra vivienda: como no luce el sol de igual manera en Andalucía que en Asturias, en el norte de la península hay que ayudar a nuestro sistema solar con el aporte energético de la caldera principal, en un mayor número de días. A esto contribuyen tanto las nubes, como la latitud geográfica de la ciudad o pueblo.

Mapa térmico España

Fuente: construible.es

A efectos de los particulares, esto viene traducido en unas exigencias técnicas diferentes en función de la zona climática en que nos encontremos. La energía solar térmica es una tecnología muy útil para “apoyar” a nuestro sistema de calefacción tradicional. Y dependiendo de si vivimos en una zona más soleada o menos, la cantidad de energía solar que se aprovecha en casa es mayor o menor, respectivamente.

Entonces, si compro una vivienda nueva y la reformo por completo, ¿debo instalar paneles de energía solar térmica?

Ante una pregunta así, la nueva versión del CTE indica que sólo debemos “actualizar” nuestra instalación en los casos de edificios existentes, que se vayan a reformar íntegramente o cuyas instalaciones térmicas vayan a ser sustituidas; por ejemplo, realizar un cambio de la caldera centralizada de la comunidad de vecinos.

Pero las posibilidades de aprovechamiento del sol para calentar agua, no acaban­ con el grifo de la ducha. Otras opciones que tenemos para valorar el recurso solar gratuito son las siguientes:

  • Como apoyo a instalaciones de calefacción:

Gracias al aporte energético del sol, podemos conseguir que nuestro sistema de calefacción eleve unos pocos grados la temperatura del agua de nuestros radiadores o sistema de calefacción radiante. Así, no será como calentar directamente el agua que viene tan fría de la red general de nuestra localidad. Este tipo de instalación puede ser interesante en lugares donde la calefacción está encendida 24 h: colegios, gimnasios, hoteles…

En este caso, la abundancia de sol, coincide con la necesidad de refrigerar nuestros hogares, por lo que las curvas de demanda de energía y radiación solar son coincidentes. Mediante el empleo de máquinas de absorción solar, se llevan a cabo reacciones físico-químicas, que requieren aporte de calor (entregado por el sol). De este proceso, podemos obtener frío para climatizar las estancias de nuestros hogares.

Es una tecnología moderna y requiere de un profesional experimentado y contrastado para su cálculo e instalación.

Calentar el agua de piscinas de verano

Si queremos que la piscina, de casa o de la comunidad, esté un poquito más “caldeada” en mayo, junio o septiembre, se puede aumentar un poco la temperatura del agua, gracias a la utilización de paneles solares térmicos. Además, el binomio piscina-placa solar, permite hacer una instalación de mayor potencia donde, en verano disipamos el exceso de energía en la piscina; y el resto del año, la instalación solar nos aporta mayor cantidad de calor gratuito para la calefacción y agua corriente sanitaria de nuestra vivienda.

 

Foto @xornalcerto, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

Etiquetas